CIEP: NL, sin posibilidad de contraer más deuda

El compromiso monetario del Estado asciende a 61 mil 425 millones de pesos entre pasivos de largo y corto plazo.
La renegociación que hizo el Gobierno de Nuevo León se basó en extender los plazos.
La renegociación que hizo el Gobierno de Nuevo León se basó en extender los plazos. (Jorge López)

Monterrey

En los últimos 10 años la deuda de Nuevo León trae una tendencia alcista que se sostendrá en los próximos años, esta situación "amarrará las manos" a quien llegue a la gubernatura en el 2015, sea del partido que sea, afirmó Carlos González Barragán, director ejecutivo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

"Esto no lo digo porque al nuevo gobernador (a) le toque hacer pagos fuertes, sino porque no podrá acceder a financiamientos de forma tan sencilla. La deuda es elevada y el principal problema es el calendario de pagos, que aunque éste es cómodo, el punto es la acumulación de intereses".

La deuda de Nuevo León asciende a 61 mil 425 millones de pesos entre pasivos de largo y corto plazo, indicó el director ejecutivo del CIEP.

Ayer MILENIO Monterrey publicó que la deuda global de Nuevo León se disparó 31 por ciento en tan sólo un año, al ubicarse ésta en 53 mil 954 millones de pesos, cifra que incluye por primera vez el saldo anual del esquema Cupón Cero, según datos proporcionados por el Tesorero del estado, Rodolfo Gómez Acosta.

Al respecto, González Barragán señaló que de esta cifra falta agregar la deuda de corto plazo, que al cierre del 2013 era de más de 8 mil millones de pesos, "no creo que haya modificado esta situación (...). La deuda no se está reduciendo como tal, pues la tendencia anual siempre ha sido a incrementarse desde hace 10 años cuando apenas era de 8 mil millones de pesos en términos nominales", indicó.

También faltaría agregarle los compromisos que están bajo el esquema de Asociación Pública-Privada (APP) y que contablemente se pueden catalogar como gasto corriente al ser pagos por servicios o rentas, pero que efectivamente son un financiamiento con intereses muy elevados.

Flavia Rodríguez, directora de finanzas públicas de Aregional, dijo que la renegociación que hizo el Gobierno de Nuevo León se basó mucho en extender los plazos pero esto no se tradujo en una reducción de las tasas de interés, dado que ésta ha sido "insignificante, la disminución de la tasa de interés, es como de .007 de punto porcentual ni siquiera es llegando al medio punto, entonces tiene más daño con esta tasa de interés", dijo.

Se dispara

La deuda global de Nuevo León se disparó 31 por ciento en tan sólo un año, al ubicarse ésta en 53 mil 954 millones de pesos, según datos proporcionados por el tesorero del estado.

La deuda no se está reduciendo como tal, pues la tendencia anual siempre ha sido a incrementarse desde hace 10 años cuando apenas era de 8 mil millones de pesos, citan expertos.