CEDH busca medidas cautelares en el caso de matrimonio de mujeres

El organismo estatal espera que hoy se formalice la queja de las damas.
El bebé que espera Kristal Pacheco presenta una malformación congénita y requiere de atención.
El bebé que espera Kristal Pacheco presenta una malformación congénita y requiere de atención. (Daniela Mendoza)

Monterrey

La Comisión Estatal de Derechos Humanos intervendrá en el caso de Kristal Pacheco y su esposa Gisela Almanza en busca de medidas cautelares para que la primera, con siete meses de embarazo, sea asegurada por el Instituto Mexicano de Seguro Social.

Enrique Alfaro, director de Quejas del organismo en la entidad, señaló que el caso se llevará ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, toda vez que el IMSS es un organismo de índole federal.

El funcionario estatal dijo que espera que a lo largo de este martes, se formalice la queja de esta pareja, cuyo pequeño neonato de siete meses de edad tiene una malformación congénita y requiere intervención médica especializada.

"Estamos alertas a vigilar la salud tanto de la madre como del producto, ya realizamos la labor correspondiente para en primera instancia formular la reclamación correspondiente que las víctimas pudieran establecer con relación a la problemática planteada.

"Sabemos que la autoridad que ha emitido una resolución que obstaculiza la filiación a los servicios de salud es de índole federal y en este sentido la Ley dispone que el asunto corresponde a la CNDH, nosotros como organismo local contamos con convenios de colaboración donde nos corresponde intervenir en primera instancia", dijo.

Alfaro dijo que una vez que tienen conocimiento de la negativa del IMSS pudieron observar que la interpretación que dieron a sus propias normativas, y consideran que pudieron haber utilizado otro criterio y asegurar a Kristal como cónyuge de Gisela, quien además es empleada del Instituto.

Señaló que las reformas constitucionales de 2011 en materia de derechos humanos daban la prerrogativa al organismo de aplicar el principio "pro persona" y otorgar los beneficios a la joven madre, sin necesidad de que existieran aun los cambios legales.

"Esta determinación de octubre de 2013 que se notificó hasta diciembre se hace alusión a lo que desde la óptica de la institución (el IMSS) representa la limitante para únicamente lograr el trámite, ellos refieren concretamente el artículo 84 de la ley en la materia.

"Aquí la situación es de interpretación de normas para el efectivo ejercicio de los Derechos Humanos, en el 2011 hubo reformas (...) se establecen algunas reglas de interpretación que favorecen a la vigencia de los derechos humanos, es decir hay que aplicar el criterio que más beneficie a las personas", dijo.

Explicó que quien aplica la ley debe ponderar la situación que se está ponderando, atendiendo el goce pleno de los derechos humanos.

Insistió en que existe una garantía internacional acerca de la no discriminación y por ese lado también existen una serie de resoluciones de la ONU en relación a garantizar la salud tanto del producto, como de la madre.