Denuncian abusos y falta de personal en CAPASITS

La agrupación Acodemis reporta una violación a la Norma Oficial Mexicana para la Prevención de VIH, al llevar a cabo una prueba de detección del virus sin consentimiento de la persona.
Este punto de atención se localiza en la calle Miguel Barragán, en la colonia Industrial.
Este punto de atención se localiza en la calle Miguel Barragán, en la colonia Industrial. (Especial)

Monterrey

Negligencia, falta de personal y trabajadores poco capacitados es lo que se percibe en los pasillos del Centro de Atención para la Prevención y Atención del VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), denunciaron asociaciones civiles.

En entrevista para MILENIO Monterrey, Abel Quiroga, presidente de Acodemis, AC, argumentó que existen casos específicos de abuso de autoridad que van desde la dirección hasta el personal de seguridad que labora ahí; sin embargo, señaló que lo más preocupante es que cuentan sólo con cuatro médicos y una psicóloga para atender a 2 mil 800 pacientes. 

“Vemos una serie de fallas muy importantes porque hay personas nuevas en el CAPASITS que están tomando un liderazgo negativo hacia los usuarios. Cuando las cosas estaban resueltas, vemos de nuevo que el director no está tomando nuestras demandas, nuestras quejas, con seriedad”, explicó.

El vocero de Acodemis reportó una violación a la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-2010 para la Prevención y el Control de la Infección por Virus de la Inmunodeficiencia Humana, al realizarse una prueba de detección de este padecimiento a un paciente sin su consentimiento, y el cual resultó reactivo.

Según el apartado 6 sobre “Medidas de control”, la aplicación de pruebas se debe regir por los criterios de consentimiento informado y confidencialidad, realizando una preconsejería y postconsejería, lo cual, dijo, no se llevó a cabo en el caso mencionado.

“Las pruebas rápidas deben hacerse con pre y post consejería, y se deberá llevar a cabo conforme a los criterios y lineamientos del Manual para Pruebas Rápidas del CENSIDA, disponible en www.censida.salud.gob.mx, y conforme a los puntos señalados en el numeral 6.3.3”, cita la normativa.

“Lo que vemos muy grave son estas situaciones de malas prácticas de querer hacer exámenes de VIH sin el consentimiento de la persona”, explicó el dirigente de la asociación Acodemis y también fundador de La Casita, lugar de encuentros gay.

Por su parte, el médico Eduardo Elizondo, integrante del Gremio Vita Novus, comentó que no han recibido ninguna queja por parte de las personas que recibe su asociación; no obstante, admitió que el personal y las instalaciones son insuficientes para el número de pacientes.

“El problema que tiene el CAPASITS es que la instalación es insuficiente para el número de pacientes que manejan, actualmente cuentan con cuatro médicos y cada médico maneja alrededor de 500 a 600 pacientes, entonces están saturados en lo que se refiere a la atención médica”, expresó.

Asimismo, vio alarmante que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tenga continuamente desabastos  de medicamentos antirretrovirales o no exista conteo de CD4 ni tampoco de carga viral.

“Ahí sí en nuestra organización hemos tenido quejas y hemos pasado esas quejas al Coesida que es el órgano rector en Nuevo León”, puntualizó.