Buscan partidas federales para concluir penal de Mina

Waldo Fernández, diputado federal del PRD, informó que hace unas semanas se reunió con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien le pidió gestionar al menos la mitad del total del proyecto ...
Sólo se construyó la barda.
Sólo se construyó la barda. (Raúl Palacios)

Monterrey

Con el fin de despresurizar las cárceles de la localidad y con ello evitar riñas entre grupos delictivos, diputados federales buscarán cabildear cerca de 3 mil millones de pesos para concretar la construcción del penal de Mina.

En entrevista, Waldo Fernández, diputado federal del PRD por Nuevo León, informó que hace unas semanas se reunió con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien le pidió gestionar al menos la mitad del total del proyecto que asciende a los 6 mil millones de pesos.

"La semana pasada vine a ver al gobernador y me hizo el encargo de traer recursos para Nuevo León para tratar de terminar el penal de Mina, se requieren 6 mil millones de pesos aproximadamente, él está haciendo sus gestiones con la Secretaría de Hacienda, yo estoy en la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional donde solamente hay seis integrantes, tres senadores y tres diputados federales.

"Vamos a trabajar en eso, en esta semana que viene voy a buscar a Felipe Solís Acero, subsecretario de Gobernación, y ya posteriormente solicitar la cita con el secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong)", dijo.

A decir del legislador federal, la idea es que la federación ponga los 3 mil millones de pesos y el resto de la cantidad corra a cargo del Estado, ya sea mediante un crédito, inversión de la Iniciativa Privada, vendiendo terrenos o moviendo su presupuesto.

"La meta que nos estamos poniendo son 3 mil millones que ponga la federación y 3 mil millones que el Gobierno del Estado verá como los consigue... vendiendo terrenos o moviendo su presupuesto, pero el objetivo son 3 mil (millones) y si logramos más pues qué mejor", refirió.

Destacó que el tema del equipamiento tecnológico del penal de Mina es en donde más se invertirían recursos, por lo que la obra pública no sería tanto problema para la nueva administración.

Un dato que proporcionó Waldo Fernández es que con la construcción de este centro penitenciario se tiene establecido gastar 850 mil pesos por interno para su manutención.

Sin embargo, no detalló cuanta capacidad tendría el nuevo Cereso.

Respecto a la idea de vender los terrenos del Topo Chico para invertirlos en la nueva construcción, el perredista sostuvo que sería lo más lógico al no contar con maniobrabilidad financiera para cubrir parte del costo.