Buscan 'abrir brecha' con su matrimonio

Daniel y Jorge planean casarse, por lo que lucharán por obtener una solución legal para establecerse como pareja.
Irán tras un amparo en contra de un artículo del Código Civil de NL.
Irán tras un amparo en contra de un artículo del Código Civil de NL. (Roberto Alanís)

Monterrey

Ya tienen fecha para la boda. Como muchas parejas regiomontanas, comenzaron a con los preparativos para el salón, el banquete, la música y demás amenidades de este tipo de eventos. Será el 31 de agosto de 2014.

Mantienen un noviazgo desde hace siete años; cada quien vive con su familia, ambas esperan con ansiedad que se llegue el gran día y forman parte de la organización del evento.

Sin embargo, tendrán que recorrer un camino muy largo que comienza este 13 de noviembre en la Oficialía número 4 del Registro Civil en San Pedro Garza García, a donde acudirán a hacer su solicitud matrimonial.

Daniel y Jorge visitarán en compañía de toda su familia las oficinas estatales, donde de entrada saben que obtendrán una negativa; pero "ya conocen el caminito" y la organización Litigia, misma que consiguió el primer amparo para que una pareja del mismo sexo obtuviera una licencia matrimonial en Nuevo León, les está asesorando.

¿Por qué no sólo vivir juntos?, se les cuestiona. La respuesta para ellos es simple: quieren compartirlo todo, especialmente su patrimonio.

¿Por qué no acudir al Distrito Federal, donde se puede celebrar un matrimonio entre personas del mismo sexo? "Porque queremos abrir brecha", contestan sin más adornos.

Han empezado una campaña en redes sociales por medio de una cuenta de Facebook y un canal en You Tube.

La pareja se animó a comenzar el proceso, luego de que el pasado 19 de septiembre el magistrado Pedro Daniel Zamora Barrón, juez tercero de Distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región, con residencia en Saltillo, Coahuila, otorgara a dos mujeres de Nuevo León un amparo para poder contraer matrimonio.

En esta protección federal, se señala que el artículo 147 del Código Civil del Estado de Nuevo León, donde describe que el matrimonio es la unión de un solo hombre y una sola mujer, transgrede las garantías de igualdad y no discriminación contenidas en el artículo 1 constitucional.

Multarán a The Hills Institute

La Procuraduría Federal del Consumidor, delegación Nuevo León, falló en favor de la familia homoparental cuya niña de dos años fue expulsada de un colegio privado en la zona poniente de Monterrey.

La autoridad federal determinó que los directivos de The Hills Institute separaron de la escuela a la pequeña Alejandra, de dos años de edad, debido a que tiene dos papás, lo cual constituye un acto de discriminación sancionado en su ley.

La Ley Federal de Protección al Consumidor, en su artículo 7, señala: "El proveedor de bienes, productos o servicios no podrá negarlos o condicionarlos al consumidor por razones de género, nacionalidad, étnicas, preferencia sexual, religiosas o cualquier otra particularidad".

Aunque aún no se establece el monto de la multa que tendría que pagar la institución educativa, el fallo es inapelable y en un plazo de no más de 15 días hábiles se dará a conocer.

Este caso sienta un precedente en el estado de Nuevo León, donde no existen leyes expresas para sancionar la discriminación.