“Buscaba honorabilidad en el servicio público”

Conquistó al mundo y trajo grandes cosas, opinó el ex mandatario Vicente Fox Quesada.

San Pedro Garza García

A Lorenzo Zambrano Treviño le gustaba asegurarse de que en el servicio público hubiera gente honorable comprometida con su país y más allá de las diferencias que pudieran surgir, él siempre apoyó al servicio público sobre todo cuando había voluntad para tomar compromisos, dijo Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía.

"Lo que él hizo es un gran legado, el hecho de poder internacionalizar una empresa, es un ejemplo de lo que un empresario comprometido puede hacer por México, que no hay la menor duda de los compromisos que él tomó para beneficio de nuestra comunidad", expresó el titular de Economía al termino de la ceremonia religiosa.

"Con Lorenzo tuvimos una gran aproximación profesional siempre y desde mis cargos como funcionario público y después como legislador federal, siempre nos reuníamos tres o cuatro veces por año para analizar circunstancias en el país u otros países. A don Lorenzo lo que le gustaba era asegurarse de que en el servicio público hubiera gente honorable, comprometida con su país y más allá de las diferencias él siempre apoyó al servicio público que tenían el talento y la voluntad para tomar compromisos".

En el mismo evento, el ex presidente de México Vicente Fox, quien acudió acompañado de su esposa Martha Sahagún, Federico Sada y Liliana Melo de Sada, destacó que Zambrano Treviño fue un hombre muy osado para todo lo que emprendió.

"Era un loco en buenos términos. Creía en la educación y en la idea de que la pobreza es superable, creer que generando riqueza y empleos se derrota a la pobreza y creer que se llega tan lejos como él lo hizo".

"Conquistó al mundo, conquistó México y trajo grandes cosas; como presidente le escuché grandes consejos y como ex presidente seguí escuchando su voz, sobre todo escuchando su audacia, su falta de temor de las cosas, a todo le entró y le entró con fibra y con fuerza", indicó el ex presidente de México.

¿Qué anécdota recuerda de él?

Lo primero es que me ayudó a construir el Centro Fox, un centro académico y educativo; segundo, que me enlazó con el Tecnológico de Monterrey para trabajar en la educación de México, y tercero, que me trajo a Reyes Tamez al gobierno.