Bienal galardona al regio Érick Estrada

El reconocimiento a la trayectoria del artista local ocurre en el marco de la muestra 'De la escultura al archivo' en la Fototeca.
El maestro ha utilizado su cámara durante 40 años.
El maestro ha utilizado su cámara durante 40 años. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

La edición 16 de la Bienal de Fotografía, convocada por el Centro de la Imagen, llegó a Monterrey con un reconocimiento a la trayectoria del fotógrafo regiomontano Érick Estrada Bellmann.

La ceremonia tuvo lugar en la Fototeca del estado, donde se exhiben la muestra De la escultura al archivo con la participación de 26 artistas seleccionados por el certamen más otros seis artistas invitados.

De esta muestra la Bienal entregó premios a las fotógrafas María Acha-Kutscher, por su pieza "Womankind", así como a Fabiola Menchelli con la pieza "Constructions".

Con la presencia de Itala Schmelz, directora del Centro de la Imagen, así como de Katzir Meza Medina, presidente de Conarte, fue que se entregó un reconocimiento a la trayectoria, tanto local como nacional, de Bellmann.

"El Gobierno del Estado considera oportuno abrir un espacio al reconocimiento de la trayectoria de trabajo incesante, de pasión y entrega a la fotografía que a lo largo de cuatro décadas ha ido formando el maestro Bellmann", expuso Meza Medina.

La llegada de la Bienal de Fotografía obedece a una necesidad de exponer los lenguajes contemporáneos de esta disciplina en los estados, pues anteriormente sólo se hacía en la Ciudad de México, informó Schmelz.

Por ello se armaron dos exposiciones: una que se montó en Culiacán y la otra en Monterrey, ambas contando con un trabajo curatorial que para el montaje local lo realizó Magnolia de la Garza.

En entrevista posterior Itala Schmelz comentó que la muestra cuenta con un trabajo de reflexión previo al "colocarlas en el muro", donde se ofreció la oportunidad al diálogo entre diversos lenguajes.

"Tenemos expresiones diferentes, la curadora de la Garza decidió incluir desde propuestas muy contemporáneas digitales o proyectos que remiten a propuestas de luz y sombra utilizando fotografía analógica", destacó.

En la muestra exhiben proyectos que van desde la construcción de la imagen partiendo de videos, desde la documentación de la vida de quienes trabajan en basureros hasta la creación de figuras geométricas a partir de sombras, como es el caso de Menchelli.

La decisión de traer a la Bienal, en el marco del programa Nuevo León Polo Cultural de México, obedeció a llevar el resultado de la Bienal a los estados del país.

"Recibimos propuestas de 21 estados, y si algo ha caracterizado a la fotografía contemporánea mexicana es que se está produciendo en todo el país. Es uno de los recursos más exitosos en toda la República, donde vemos una producción muy importante", indicó.

La exposición De la escultura al archivo permanecerá hasta el 22 de febrero, para después viajar a Acapulco.

Siento que estas pinturas más que verlas desde una perspectiva histórica es una provocación a pensar el México actual y el del pasado.

Incluso en su tiempo no eran retratos de época, eran idealizaciones de la sociedad que creían se podía tener en el Nuevo Mundo pero que en realidad no son un documento exacto de lo que era la sociedad pues era más complejo.

Lo valioso de estas pinturas es que te abren la posibilidad de pensar qué es la sociedad mexicana y cuáles son los problemas que tiene.