A Bailey no le quita el sueño Margarita

Líder estatal del PRI asegura que la alcaldesa se encuentra en campaña y no está atendiendo las necesidades de la ciudadanía.
Eduardo Bailey, dirigente estatal del PRI.
Eduardo Bailey, dirigente estatal del PRI. (Foto: Leonel Rocha/ Archivo)

Monterrey

El dirigente priista en Nuevo León, Eduardo Bailey Elizondo, advirtió que a su partido no le quita el sueño la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, quien es muy obvio que está en campaña rumbo a la candidatura por la gubernatura en 2015.

A una pregunta, luego de que Bailey Elizondo saludó hasta de beso en la mejilla a la alcaldesa durante la posada de la CTM el domingo pasado, hizo algunas precisiones sobre el daño político que causará utilizar la estructura del Ayuntamiento a su cargo para su promoción.

"La alcaldesa está en campaña, es un hecho, ella está viendo y tratando a los ciudadanos como electores, cuando se supone que son sus representados y eso le va a pesar... mucho", indicó.

El líder priista advirtió que al distraer su responsabilidad de atender las demandas de los ciudadanos por promoverse en todo evento de la administración a su cargo, descuida y olvida el trabajo al que está obligada en respuesta al voto de los ciudadanos que la llevó a ocupar ese cargo.

"El quehacer del Gobierno, en este caso municipal, es atender los problemas, cubrir la agenda social, resolver los problemas que enfrentan los ciudadanos y vemos plazas abandonadas, calles sucias, lotes baldíos en el abandono, y una desatención de la autoridad municipal que más bien observamos concentrada en un trabajo permanente de campaña electoral", indicó.

Eduardo Bailey Elizondo sentenció que a la gente no se le engaña, hay que gobernar para ellos y darles resultados, que es su demanda principal y no andar en promoción política futurista.

"Al final del día, los ciudadanos se fijan en las carencias y problemas por la falta de atención en los servicios públicos y la falta de obra pública, porque no hay obra pública en la ciudad que sea autoría de la propia administración municipal que encabeza Margarita Arellanes", sentenció.

Dijo el líder priista que todo eso lo evalúa la comunidad, a la larga le va a pesar a la alcaldesa y ésa es su decisión, de anteponer la campaña promocional que atender las necesidades, la que dijo respetar, pero no compartir.

"Lo que los ciudadanos reclaman es el cumplimiento con la responsabilidad que tienen obligación desde el cargo que ocupa como alcaldesa de la capital del estado", puntualizó.

Recordó el dirigente del PRI que en las evaluaciones que se hicieron con motivo del primer año de los alcaldes, se advirtió que mientras los jefes de la comuna del partido tricolor subieron a los primeros lugares, la alcaldesa regia bajó en la numerología porcentual por la falta de resultados.

"Con eso está dicho todo", concluyó.