Autoridades darán batalla en tribunales: analista

Esperan que en la esfera judicial, los argumentos técnicos predominen sobre los estrictamente recaudatorios.
El peor escenario, considera la firma consultora, sería que la lucha entre ambos intereses sea desigual.
El peor escenario, considera la firma consultora, sería que la lucha entre ambos intereses sea desigual. (Roberto Alanís)

Monterrey

Hay una alta expectativa para que las impugnaciones a las disposiciones fiscales como la deducibilidad parcial a la previsión social, el costo de ventas y contra el IEPS puedan ganarse en un lapso de un año y nueve meses, dijo Gonzalo Mani de Ita, socio de impuestos de la firma Deloitte.

El especialista consideró que el periodo para que se dé una resolución puede darse en una primera instancia en un año, y la sentencia definitiva en nueve meses.

Comentó que el amparo contra la deducibilidad parcial, uno de los gravámenes que afecta a mayor número de empresas, tiene una expectativa alta de ser resuelto favorablemente, pues tiene todos los elementos técnicos para ellos, y porque el mismo Poder Judicial se ha encargado de desarrollar una serie de jurisprudencias.

El especialista previó que la autoridad federal dará la batalla a través de la Procuraduría Fiscal.

"Sabemos que detrás de esta instancia está la autoridad fiscal (SAT), va a estar trabajando con ellos. Pensamos que se defenderá de manera importante con argumentos técnicos, esa parte no nos preocupa, es parte de la impartición de justicia".

Mencionó que la preocupación radica en los alegatos, además de lo que argumenten para la resolución de los amparos y que pueden entrar otro tipo de cuestiones, e incluso presión hacia el Poder Judicial por el lado de la recaudación o el presupuesto, e ir hasta el argumento de que sí se concede el amparo impactará negativamente en las finanzas públicas de los estados.

"Ese tipo de argumentación es lo que nos preocupa porque le resta objetividad al procedimiento y al juzgador".

En ese sentido sí se anticipa una lucha desigual, apuntó el socio en impuestos de la firma Deloitte.

"El gran reto será que el Poder Judicial no ceda ante presiones de la autoridad fiscal y que resuelva a conciencia apegándose a lo técnico, no a otros motivos basados en recaudación, ahí está el verdadero meollo y dilema para el Poder Judicial", indicó el especialista.

Mani de Ita señaló que esta semana estarán presentando de 30 a 40 amparos, lo más fuerte será el lunes y martes de la siguiente semana en una parte igual. Lo más representativo será cuando se sumen lo de otros despachos fiscalistas y cámaras empresariales.

El impuesto más solicitado es la deducibilidad parcial a la previsión social. Y es que esos pagos se están limitando en su deducción a 47 o 53%. Las empresas que den muchas prestaciones, el impacto será hasta de una tasa efectiva de 30 hasta 35%.