Asesinan a dos hombres en Apodaca

Los dos individuos se encontraba en una plaza pública de la colonia Roberto Espinoza cuando fueron atacados a balazos por desconocidos.
Uno de los jóvenes intentó correr pero fue alcanzado por las balas.
Uno de los jóvenes intentó correr pero fue alcanzado por las balas. (Especial)

Apodaca

Dos hombres fueron asesinados con ráfagas de metralleta AR-15 en una plaza pública de la colonia Roberto Espinoza, en el municipio de Apodaca.

Al momento del ataque el sitio estaba llenó de niños y adolescentes que jugaban en el parque.

Los primeros testimonios de vecinos revelaron que una patrulla de la Fuerza Civil pasó por el sector realizando su rondín de rutina y a los 10 minutos de que se retiró se escucharon las detonaciones de arma de fuego.

El doble crimen sucedió alrededor de las 23:30 del martes en una plaza ubicada en las calles Americanos y Británicos, en la colonia Roberto Espinoza, en el citado municipio.

Al sitio de los hechos llegaron de inmediato policías de la Fuerza Civil y paramédicos de la Cruz Roja, quienes informaron que las dos personas ya no tenían signos de vida.

Momentos después, un grupo de detectives de la Agencia Estatal se apersonó en el lugar y comenzó las investigaciones.

Por medio de las pesquisas preliminares se supo que a uno de los hoy occisos le apodaban 'El Charcas' y al otro le decían 'El Cuate'.

Además, los testigos comentaron que los dos jóvenes se encontraban platicando en una cancha de basquetbol cuando fueron sorprendidos por varios sujetos armados.

Los testigos no supieron qué fue lo que pasó, ya que no les estaban prestando atención a los muchachos, pero de repente escucharon el estruendo de las ráfagas de metralla y vieron a los dos jóvenes tendidos.

Una de las víctimas quedó boca arriba en la entrada a la cancha de basquetbol y el otro pegado a la barda de la explanada.

Por su parte, los peritos de la Procuraduría de Justicia recolectaron un sinnúmero de casquillos, al parecer de fusil de asalto AR-15.

Un delegado del Ministerio Público dio fe del deceso y después ordenó al personal del Semefo que trasladara los cuerpos a la morgue del hospital Universitario.