Arzobispo urge al Estado atender tema de violencia familiar

El arzobispo Cabrera López hizo un llamado a las autoridades para que pongan atención en este delito y sanciones a quienes lo ejercen.
Rogelio Cabrera López.
Rogelio Cabrera López. (Carlos Rangel)

Monterrey

El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López pidió al Gobierno del Estado poner atención al tema de la violencia intrafamiliar en Nuevo León y pidió orar por el problema de violencia Michoacán.

Tras oficiar la misa dominical en la Catedral de Monterrey, el arzobispo Cabrera López señaló que en los últimos meses el Estado ha mejorado en algunos aspectos de la seguridad, pero otros como el caso de la violencia familiar, se han recrudecido.

Es por ello que hizo un llamado a las autoridades para que pongan atención en este delito y sanciones a quienes lo ejercen, pero también a la ciudadanía, para que acerque a denunciar este tipo de casos.

"El conocimiento de lo que está ocurriendo es deber de la autoridad saber lo que pasa, pero también actuar en el momento oportuno para que no siga creciendo, en nuestro estado bajan unos aspectos de la violencia y crecen otros, por ejemplo la violencia familia, creo que los tribunales de los familiar tienen que poner más empeño en resolver y castigar a todos aquellos que violentan el hogar y que también las familias tienen que ir aprendiendo a que tiene que denunciarse para que no sigamos modelos de violencia familiar", señaló.

El arzobispo de Monterrey señaló que también el incremento se debe a que falta confianza de la ciudadanía hacia las autoridades, algo en lo que dijo deben trabajar ambas partes.

"Es también la cultura de la no denuncia, el desaliento que tienen las personas de que si denuncian en vez de resolver el problema se acrecienta, los ciudadanos deben crecer en confianza con las autoridades y las autoridades tienen que ganarse la confianza de los ciudadanos".

Este tipo de problemas pueden desencadenar en estados de violencia más graves como el que se vivió en Nuevo León hasta hace algunos meses, y lo que se vive actualmente en Michoacán, estado donde también ejerció su función como arzobispo.

Es por ello que pidió a la comunidad que eleven sus oraciones para apoyar a que este estado salga pronto de la violencia en que está sometido.