“La situación de violencia en Colombia no ha terminado”

El investigador colombiano, Arturo Reyna Rodríguez, abrió los trabajos del Quinto Congreso Internacional de Historia, en Colegio Civil de la UANL.
Por diversos factores, la estrategia contra el narco en aquel país no necesariamente servirá en México, consideró.
Por diversos factores, la estrategia contra el narco en aquel país no necesariamente servirá en México, consideró. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

La Historia está necesitada de salir de los "círculos selectos" y ampliar sus horizontes más allá de los papeles viejos, pues hoy más que nunca "hay que contar la historia del policía que resguarda un edificio o de la merchante de un mercado".

Bajo esta cita, el historiador colombiano Arturo Reyna Rodríguez abrió los trabajos del quinto Congreso Internacional de Historia, el cual se realiza hasta el sábado 15 de noviembre en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

El perfil de Reyna Rodríguez es multifacético: da cátedra de Historia en una facultad de Ingeniería en la Universidad Distrital, es un melómano del rock y cuenta con una banda de heavy metal.

Frente a un auditorio conformado por historiadores locales, cronistas y estudiantes del Colegio de Historia, el investigador colombiano expuso que hoy la Historia debe iniciar las cuentas considerando a las personas "comunes".

"¿Qué tendría de interesante entrevistar a una vendedora en un mercado sobre la Independencia de Colombia? Pues resulta que en dicha fecha una confrontación entre españoles y criollos inició justo en un mercado, entonces vale la pena hacer esa relación", apuntó.

En entrevista con MILENIO Monterrey, Reyna Rodríguez expuso que por ejemplo, el problema del narcotráfico en México es muy distinto al de Colombia y que las soluciones de un país no necesariamente tienen que funcionar en otro.

"Los mexicanos tienen su forma de resolver los problemas y los colombianos otra, incluso me atrevería a decir que aquí hay una conciencia de unidad nacional más fuerte que en mi país", dijo.

Se plantea que la Historia nos sirve para conocer los errores del pasado, pero da la impresión de que no estamos aprendiendo mucho, ¿Qué función tiene hoy la Historia?

El problema tiene que ver con el hecho de que buena parte de la Historia no ha sido relegada de los círculos académicos especializados, creo que es necesario que salga de estos recintos y que quienes lo hagan tienen que ser los mismos historiadores. Lo que sucede es que se delega el discurso a quienes están revisando la Historia de una manera superficial, la cual no pretende transformar o cambiar a nadie, sino que trabajan lo anecdótico, lo cual es interesante, pero no deja de ser momentáneo.

Más que se "repitan" los errores es que los hechos históricos tienen connotaciones tan parecidas a otras, que da esa impresión de que no hemos aprendido, pero más que no aprender lo que pasa es que esos hechos no se han revisado, y no se han revisado porque siguen ocultos para la mayoría.

A raíz del incremento de la violencia en México se ha tomado la medida de traer asesores en seguridad colombianos, para aprender de la situación de su país. ¿Cómo ven desde Colombia este intercambio de experiencias?

Es un problema, es cierto que hay fenómenos que se parecen. Muchos dicen "es que eso ya pasó en Colombia", y no es cierto, yo te diría que eso es lo que está pasando en Colombia porque esta situación no ha terminado, pues sigue vigente el conflicto del narcotráfico; lo que ocurrió ahora con los estudiantes de acá (Ayotzinapa) es algo que en Colombia sigue dándose de alguna manera.

La "colombianización" del fenómeno mexicano bien podríamos ligarlo a un fenómeno global de los mercados y la delincuencia en el mundo, que lo ligamos a la situación colombiana, pero en el fondo es un problema que escapa de nacionalidades.