Archivo Histórico de la Iglesia conmemora su 30 aniversario

Cuentan con libros de bautismos, matrimonios y defunciones que datan del siglo XVIII.
Es un depósito para estudiar genealogías, explicó Adolfo Miranda.
Es un depósito para estudiar genealogías, explicó Adolfo Miranda. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Uno de los centros indispensables para conocer la historia del Nuevo Reino de León es el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey, el cual está conmemorando sus 30 años de creación.

Aunque los trabajos oficiales comenzaron en enero de 1986, desde entonces inició el reconocimiento de esta fecha. Por ello se emprendió la conferencia magistral El noreste de México bajo la guía pastoral de los Obispos de Guadalajara, ofrecida por Héctor Martínez González.

Con tres décadas de trabajo, el archivo es visitado por investigadores, cronistas y genealogistas, quienes encuentran aquí información sobre uno de los periodos menos estudiados de la historia de Nuevo León, como lo son los primeros años del virreinato.

"Se trata de un depósito al que acuden investigadores a estudiar las genealogías, los primeros registros que hay en la Iglesia, ya sea de las familias, los matrimonios, los obispos, las parroquias, que si bien no eran tantas, aquí se resguarda su historia", menciona monseñor Adolfo Miranda Guardiola, director del Archivo Histórico.

El depósito de información se empezó a concebir en 1981 bajo la instrucción del entonces arzobispo de Monterrey, Adolfo Suárez Rivera, con la finalidad de recopilar la historia de la Iglesia en Monterrey.

Se recolectó documentación que se resguardaba en la Basílica del Roble o en la Curia Antigua. También se visitaron parroquias de San Nicolás, Cerralvo, Sabinas Hidalgo o Santiago.

Entre el material con el que se cuenta destacan libros de bautismos, matrimonios o defunciones, con documentación que va de 1762 hasta prácticamente 1900. Sólo con el tema de la construcción de la Catedral, existe material de entre 1667 a 1668.

Actualmente, el Archivo Histórico de la Arquidiócesis cuenta con la colaboración de departamentos similares en la UANL, el Tecnológico de Monterrey o el propio Archivo General del Estado, así como publicaciones de corte histórico como Atisbo.

Ahora, los retos son, a decir de monseñor Adolfo Miranda, continuar investigando y difundiendo la historia de la Iglesia de Monterrey y de los regiomontanos de aquella época.

"Nuestro objetivo es seguir generando información, historia, conferencias, publicar libros; de dar la debida importancia a la historia de la ciudad. Que sea un archivo vivo", apuntó su director.

El Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey se ubica en Arista 230, entre Modesto Arreola y Washington, con horarios de 9:30 a 13:30 los martes, miércoles y jueves.