Aprueba Cabildo de Monterrey deuda de 80 mdp

Regidores de oposición reclamaron que este nuevo crédito se debió a que la alcaldesa dio marcha atrás al incremento del impuesto predial, el cual dejaría al municipio 90 millones de pesos.
La deuda comprometerá a las siguientes tres administraciones.
La deuda comprometerá a las siguientes tres administraciones. (Raúl Palacios)

Monterrey

Tras aprobar por mayoría un nuevo crédito de 80 millones de pesos para el municipio de Monterrey, la alcaldesa Margarita Arellanes lo justificó, argumentando que ellos no tienen un manejo financiero irresponsable como el Gobierno Estatal.

La presidenta municipal dijo que este financiamiento, el cual comprometerá a las siguientes tres administraciones, es gracias a la reestructura que se realizó, lo que permite al municipio aumentar los pasivos.

"El endeudamiento es un instrumento que es útil siempre y cuando tengas las finanzas de tu municipio estables y que no nada más estés solicitando deuda, y en segundo lugar, que lo hagas con una visión y con una perspectiva ciudadana.

"No confundamos, aquí no se está solicitando endeudamiento para gasto corriente, para tapar boquetes, como en otras entidades, no hemos llegado a números tan irresponsables como cerca de los 50 mil millones de pesos que se adeudan en el Estado. Aquí hemos realizado trabajo muy responsable, primeramente con una reestructura", enfatizó la alcaldesa.

El dictamen aprobado en el Cabildo contempla la contratación de un nuevo financiamiento de 80 millones de pesos, más intereses, lo que se tendrá que liquidar en un periodo máximo de 10 años.

Esto sin contar que el pasivo se daría con base a la Tasa de Interés Interbancario de Equilibrio (TIIE), sumándole el 1.95 por ciento como interés, es decir, que de mantenerse como está actualmente rondaría los cinco puntos porcentuales de interés: unos cuatro millones de pesos.

Esto ocurre a menos de cuatro meses de que el municipio logró una reestructura de cerca del 68 por ciento del total de la deuda, es decir unos mil 406 millones de pesos de un total de 2 mil 070 millones que sumaban los pasivos en julio, cuando se realizó la maniobra.

El nuevo financiamiento desató discusiones entre regidores, ya que los de oposición reclamaron que era consecuencia de meter la reversa a la actualización de valores catastrales, lo que dejaría al municipio unos 90 millones de pesos por el alza que tendría como consecuencia en el impuesto predial.

"Lo que no queremos es el endeudamiento con fines proselitistas", mencionó Eugenio Montiel, coordinador de los regidores del PRI.

El tesorero municipal, Rafael Serna, explicó que la contratación de este nuevo crédito no representará un alza en los pasivos del municipio, pues quedarán de la misma forma en que fueron recibidas.

"Nuestra deuda llegaría al monto similar a como entramos a esta administración, ahorita le hemos bajado a la deuda alrededor de 65 millones de pesos más o menos (hasta septiembre), estamos amortizando entre cuatro y cinco millones por mes, de tal forma que en los próximos tres meses, en noviembre y diciembre, llegaríamos a volar alrededor de los 80 millones de pesos que da la cantidad similar a la que estamos solicitando de financiamiento".

Además del financiamiento, el Cabildo aprobó el presupuesto para el 2014, el cual asciende a los 3 mil 629 millones 354 mil 375 pesos y está formado por los ingresos que pudiera recaudar el municipio y otros fondos.

Este incluye también un techo de deuda por cerca del 10 por ciento, que es de 329 millones 941 mil 306 pesos, el cual no se está contemplando adquirirlo.