Apoyo 'incomparable'

Unos 20 autobuses partieron anoche del Volcán Universitario para invadir hoy el estadio Azteca.
Una gran cantidad de hinchas felinos se reunieron ayer para hacer  el viaje a la capital mexicana.
Una gran cantidad de hinchas felinos se reunieron ayer para hacer el viaje a la capital mexicana. (Édgar Montelongo)

San Nicolás

Unos 20 autobuses partieron anoche del Volcán Universitario para invadir hoy el estadio Azteca una vez más, en el partido de Vuelta de los Cuartos de Final contra el América.

Vestidos con los colores auriazules de pies a cabeza, con boleto en mano y armados con banderas e ilusiones incomparables, los felinos aseguran que van a callar bocas "todo México odia al América y ahora el América va a odiar a los Tigres", sentenció una aficionada antes de emprender el viaje de 13 horas por tierra desde San Nicolás de los Garza hasta la Ciudad de México .

La parada obligatoria previo al duelo será la Basílica de Guadalupe para encomendarle a la virgen el triunfo del equipo, lo que también servirá como punto de encuentro para aquellos que viajaron en carros particulares.

"Todos hacemos un gran esfuerzo por lograr el viaje con poco dinero y esperamos que los jugadores sientan ese cariño y se esfuercen igual en la cancha".

En su pequeña camioneta, Brian Garcia reunió unas 17 personas que no se conocen, pero comparten su pasión "todo salió de improviso, apenas esta semana. Todo sea por el amor a Tigres y regresar bien contentos con el boleto a Semifinal", afirmó entre canticos el aficionado.

Ángel Soriano, el conocido porrista felino que tiene la promesa que seguir rapado hasta que su equipo logre una estrella más, dijo que van a trasmitir la vibra de todos aquellos que no pudieron ir.

"Estamos en la lucha y gracias a la gente tan hermosa que le da vida a los Tigres", culminó Soriano.

Se espera que en total la invasión felina sea de unos 15 mil aficionados, ya que muchos viajarán por diferentes vías, como avión, autobús, en carros particulares, los mismo que emprenderán su regreso inmediatamente después de finalizado el partido.