"Antena" disfrazada sigue en su sitio

La palmera sigue ahí, a la vista de todos gracias a su altura y a lo peculiar de su camuflaje.
La antena camuflada está en un predio de la calle Guillermo Prieto.
La antena camuflada está en un predio de la calle Guillermo Prieto. (Leonel Rocha)

Monterrey

La palmera sigue ahí, a la vista de todos gracias a su altura y a lo peculiar de su camuflaje.

Esta antena de transmisiones telefónicas que se instaló en un predio de la calle Guillermo Prieto, dentro del Barrio Antiguo, se mantiene pese a la promesa de ser desmantelada tras las sanciones aplicadas por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey (Sedue).

Tras las denuncias emitidas por vecinos a través de MILENIO Monterrey, el Ayuntamiento aplicó dos multas al propietario del inmueble marcado con el 871 de la mencionada calle, además de solicitar el desmantelamiento de la estructura.

El 25 de agosto se dio a conocer la sanción, donde también se pidió al propietario retirar la antena camuflada como una palmera “en un plazo mayor a 10 días”.

Sin embargo, la receptora telefónica se mantiene dentro del estacionamiento público, aún y con las sanciones impuestas por la Sedue.

Vecinos del sector –considerado histórico gracias a un decreto estatal emitido en 1993– refirieron que la antena disfrazada de palmera es una de las varias faltas al Reglamento de Conservación y Preservación al Barrio Antiguo.

También señalaron que en el Barrio se han instalado más de seis antenas receptoras, aunque ninguna tan “vistosa” como la de la calle Guillermo Prieto.

Esta estructura fue denunciada por vecinos en julio. Si bien admitieron que no habían tomado en cuenta que la palmera se trataba en realidad de una antena, al percibirla fueron a la Sedue a notificar la situación.

A comienzos de agosto, la estructura fue suspendida, dado que su instalación no está permitida en las normas de conservación de la zona histórica. En dicha ocasión, se informó que la palmera tenía más de un año instalada al interior de la propiedad que funciona como estacionamiento.

Sin embargo, la antena aún puede ser vista desde la avenida Morones Prieto, sobresaliendo como la única palmera que se levanta sobre el Barrio Antiguo.