El Año Nuevo Azteca, la cultura que rebasa Conquista y tiempo

El 11 de marzo a las 18:00 horas comenzó este 2016un nuevo ciclo que se mide a partir del monolitoprehispánico más antiguo que se conoce.

Monterrey

Hablar del Calendario Azteca es hablar de esa parte de la historia que nos corresponde, que nos hace dueños por herencia de uno de los tesoros más preciados de la etnia originaria que nos dio identidad ante el mundo, la de los mexicas, quienes fundaron Tenochtitlan a la señal de un águila devorando una serpiente. El Año Nuevo Azteca, que nos marca con gran precisión astronómica el ciclo anual utilizado para las cosechas por nuestros ancestros de raza. Gran festividad en todo el país, pero sobre todo en el pueblo de Huauchinango, en donde se encuentra la pirámide de Nopala. Muchos siglos después de que ese calendario presidía la Plaza Mayor de la Gran Tenochtitlan, su exactitud matemática sigue asombrando a los científicos y estudiosos de la astronomía de todas las regiones del mundo. Sus festejos rituales incluyen danzas y sonidos que nos hacer viajar en el tiempo para llevarnos a las pirámides en donde la luz del sol marcaba el ciclo del día. Hay que sentirnos orgullosos de que, siendo Nuevo León tan remoto, también hayamos disfrutado de un espectáculo que nos llena de orgullo.