Faltan productores para cine local: Ángel Huerta

Opina que es necesario lograr un equilibrio en la realización de películas comerciales que fomente el impulso de filmes de arte.
El cineasta es también autor del proyecto editorial Alpha Gene.
El cineasta es también autor del proyecto editorial Alpha Gene. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

La carrera del guionista y realizador Ángel Mario Huerta ha tomado un giro, pues sus proyectos toman forma de libro.

Esto tras lanzar un cómic llamado Super Kids en 2007, el cual se ha convertido en el proyecto editorial Alpha Gene (Editorial Huma).

Huerta, realizador de cintas como Inspiración o Seres, señaló que la baja en la producción cinematográfica en Nuevo León obedece a diversos factores, uno de ellos a la falta de productores y la poca participación de la iniciativa privada.

Afirmó que escribir este libro fue una "consolidación" a su carrera, luego de trabajar como guionista en Los Ángeles.

"Los compañeros guionistas en Los Ángeles me decían que me faltaba la confirmación a mi carrera, y eso era un libro", afirmó previo a su presentación en la Feria Universitaria del Libro UANLeer.

Gustara o no, una cinta como Inspiración puso a Monterrey en la escena del cine comercial, pues al comienzo de la década del 2000 se pensaba que Nuevo León tomaría un lugar protagónico en la producción fílmica del país.

A 15 años de distancia, Huerta se cuestiona cómo la producción regiomontana genera por año tres largometrajes, cuando en años anteriores se llegaron a producir hasta ocho cintas.

"Gracias a la Ley del 226 pudimos hacer películas porque era una manera de incentivar e involucrar a la iniciativa privada.

"Las empresas siempre van a buscar ganancias y ése fue un problema con las películas que salían, que no eran comerciales y creo que por eso bajó el boom", apunta.

En su reflexión, refirió que debería buscarse un equilibrio entre generar proyectos comerciales que generen recursos y así iniciar una industria que apoye al cine de arte.

"No creo que tenga algo de malo copiar la formulita de allá, que se hagan dos películas taquilleras que sirvan para apoyar otras 10 de otros formatos o géneros. Creo que debemos abrir el abanico".

Alpha gene se puede conseguir en librerías de la ciudad como Porrúa o La Ventana y próximamente la historia será llevada a la televisión a través de una serie.