Analistas observan panorama desfavorable en la economía

En Nuevo León está recuperándose la parte externa en materia financiera y de mercado
La inversión extranjera influye en la parte del empleo.
La inversión extranjera influye en la parte del empleo. (Especial)

Monterrey

Durante el primer trimestre de 2014, a decir del especialista en análisis macroeconómico, Abel Hibert, no se observaron tendencias positivas en los principales indicadores económicos del país.

En cuestión del consumo, producción industrial, ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, así como el Índice de Confianza del Consumidor, dijo, no hay signos de recuperación.

"Se ve que la parte externa si está mejorando favorablemente por las exportaciones, en una etapa del círculo americano que no está tan mal y nosotros estamos en medio de indicadores de la actividad económica donde no hay un repunte", señaló el especialista.

Respecto a la inversión extranjera en México, el economista refirió que tardará en tener un impacto directo en la actividad económica.

"Muchas veces el impacto que tiene (la inversión extranjera) es únicamente en la parte de empleo, eso más bien son ganancias que puede tener el país a largo plazo, pero digamos que en términos de inversión extranjera directa se ha mantenido más o menos estable", argumentó.

Las ventajas que tiene el estado de Nuevo León, señaló, es que está recuperándose la parte externa en materia financiera y de mercado.

"La actividad económica de los Estados Unidos algo que ayuda en la orientación a exportadora de la economía de Nuevo León", aseguró.

Uno de los factores que no ha permitido impulsar la actividad económica, expuso, es la incertidumbre que se mantiene ante las leyes secundarias de las reformas estructurales.

"Lo que pasa es que la reforma que va a tener realmente un efecto muy importante es la energética, de la cual ni siquiera han presentado sus leyes secundarias y que va a tener un impacto dentro de unos tres o cuatro años", dijo.

En tanto, en la parte de las modificaciones a las reglamentaciones fiscales, sentenció, estas han debilitado las inversiones.

"Por más que uno la quiera ver bonita (a la reforma fiscal) no hay de donde, ha pegado mucho a la confianza en general porque la política de gobierno es aumentar la recaudación de impuestos para gastar más", explicó.