Amparo abre puerta al matrimonio gay en NL

La solicitud hecha por querellantes está acorde a los artículos 1, 4, 6 y 16 constitucionales y marcos jurídicos internacionales; bancadas locales del PRI y PAN defienden Código Civil.
La decisión protege a la pareja contra el gobernador, el secretario general de Gobierno, el Congreso y el encargado del Periódico Oficial del Estado.
La decisión protege a la pareja contra el gobernador, el secretario general de Gobierno, el Congreso y el encargado del Periódico Oficial del Estado. (Leonel Rocha)

Monterrey

Un juzgado federal ordenó al Registro Civil de Nuevo León tramitar la solicitud de matrimonio de una pareja del mismo sexo, integrada por dos mujeres.

Lo anterior al considerar inconstitucional el artículo 147 del Código Civil de la entidad que afirma “el matrimonio es la unión legítima de un solo hombre y una sola mujer para procurar ayuda mutua, guardarse fidelidad, perpetuar la especie y crear entre ellos una comunidad de vida permanente”.

Pedro Daniel Zamora Barrón, Juez tercero de Distrito del Centro Auxiliar de la Décima Región con residencia en Saltillo, Coahuila, amparó a la pareja contra los actos del gobernador, el secretario general de Gobierno, el Congreso Local y el responsable del Periódico Oficial del Estado.

De este modo, se ordena al oficial del Registro Civil número 8, con sede en San Pedro Garza García, que reciba la solicitud de la pareja y con libertad de criterio provea respecto de la solicitud de matrimonio presentada por las quejosas analizando el resto de los requisitos exigidos en el trámite.

Ellas comenzaron su lucha el 8 de abril de este año, cuando les fue negada la solicitud realizada en el mes de diciembre de 2012; alegando, además del Código Civil, argumentos como que “la idiosincrasia de Nuevo León rechaza la unión entre personas del mismo sexo”.

Basada en el precedente de Oaxaca y tomando en cuenta jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el juez resolvió que el Código Civil en Nuevo León, en lo referente al matrimonio, es inconstitucional y contra los derechos humanos universales consagrados en la Carta Magna y en los tratados internacionales firmados con otros países.

“El artículo 147 del Código Civil del Estado de Nuevo León, así como el oficio del 8 de abril de dos mil trece, es el primer acto de aplicación de norma en comento, transgreden en perjuicio de las promoventes las garantías de igualdad y no discriminación contenidas en el artículo 1 constitucional, al rechazar la solicitud de matrimonio que presentaron”, dice.

Considera que esta norma vulnera los principios de igualdad y no discriminación contenidos en el artículo 1 de la Constitución al excluir injustificadamente a las parejas del mismo sexo en la institución de matrimonio.

El juez desestima los argumentos de la Oficialía del Registro Civil, que afirma que el matrimonio homosexual no es un derecho fundamental ni universal, y por lo tanto no puede considerarse de orden público.

Los argumentos del juez para ello es que la solicitud de matrimonio está acorde con lo dispuesto en los artículos 1, 4, 6 y 16 constitucionales, así como en el 13 y 17 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y 19 y 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Mayoría legislativa, en contra

Las bancadas mayoritarias del PAN y del PRI defendieron el Código Civil del Estado, mientras que las fracciones minoritarias se manifestaron a favor de los matrimonios gay.

La diputada local del PAN y presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Carolina Garza, explicó que el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo no está en la agenda mínima del Congreso local.

“El Código Civil del Estado es muy claro, el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Sí se defendería el matrimonio entre un hombre y una mujer, que realmente para eso fue hecho, no solamente la unión, también viene la procreación; revisando la agenda mínima, no se contempla aún”.

En sentido similar se manifestó el diputado local del PRI, Carlos Barona. No obstante, tomarán una postura neutral y evaluarán lo que la población dicte en este tema, dijo.

Quienes se manifestaron a favor fueron los diputados locales del PRD, Eduardo Arguijo, y de Nueva Alianza, María Dolores Leal, al señalar que se trata de derechos fundamentales de las personas, y que es un tema que debe ser analizado en la entidad.

El Partido del Trabajo no quiso manifestarse a favor o en contra, luego de que el líder de bancada, Guadalupe Rodríguez, con el argumento de la libertad de albedrío.