Alza en la “tarifa de castigo” afectaría a la mayoría de usuarios

En mayo sólo 30 por ciento tenía el plástico; las autoridades no han actualizado este dato.
Hay quejas de las malas condiciones de las unidades.
Hay quejas de las malas condiciones de las unidades. (Marilú Oviedo)

Monterrey

De concretarse el incremento de 20 por ciento a la tarifa de castigo en el transporte público, no serán pocos los usuarios que lo resientan en el bolsillo.

La tarjeta Feria no ha logrado la aceptación que las autoridades proyectaban, y esto ha redundado en que la gran mayoría no cuenta con el plástico y, por ende, estarán obligados a comprarlo, o bien pagar 12 pesos a partir de enero próximo.

El pasado mes de mayo, cuando el conflicto entre transportistas y estado escaló a niveles en los que las rutas suspendieron los descuentos por transbordo, la propia autoridad reconoció que apenas el 30 por ciento de los pasajeros pagaban con la tarjeta.

La cifra actualizada se desconoce, pues aunque se ha cuestionado, la autoridad no la ha revelado. Tras la reunión de la Comisión de Costos, Productividad y Calidad en la que se recomendó el alza el pasado 12 de diciembre, el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno, afirmó que el dato se dará a conocer hasta el viernes 20.

“Yo la verdad lo que espero es un incremento importante, yo esperaría al 20 de diciembre para dar datos específicos, porque sí vale la pena estudiar primero la recomendación que hace la Comisión y dejar al pleno que también discuta, lo que sí se espera es un incremento importante en el uso de usuarios de tarjeta Feria.

“Quisiera esperarme hasta el día 20 de diciembre para tener este estimado y compartirlo con datos duros”, señaló Gutiérrez Moreno el pasado 12 de diciembre.

De acuerdo a la bancada del PAN, existirían hasta un millón 800 mil usuarios sin tarjeta Feria, según dijo el diputado Jesús Hurtado en días anteriores, pero sin acotar el origen de esta información.

Los transportistas han presionado con el incremento a la tarifa de castigo desde principios del año en curso, y de hecho fue una de las causas que generó el enfrentamiento de mayo pasado, que concluyó cuando el estado ofreció tramitarles incentivos fiscales.

El sector alega que los beneficios que concedieron por transbordo les generaron pérdidas por 60 millones de pesos, de ahí que exigieron elevar un 20 por ciento la tarifa sin tarjeta, a lo que el estado se negó en forma rotunda.

Ahora, 7 meses después del desencuentro, los transportistas  están muy cerca de conseguir ese aumento que durante meses han peleado.

La administración estatal ha justificado la recomendación bajo el argumento de que las tarifas que se pagan con el sistema de prepago ya rebasan en algunos casos el costo del boleto sin tarjeta, que es de 10 pesos.

Y LOS CAMIONES, EN MAL ESTADO / Marilú Oviedo

-Las malas condiciones en el transporte público continúan y, por ende, las quejas de los usuarios también.

En un recorrido realizado por algunas rutas, se pudo constatar como la basura, ventanillas en mal estado y graffiti siguen siendo algo común las unidades, además del mal trato por parte de algunos operadores.

Por ejemplo en la ruta 69, número económico 18, se pudo observar el graffiti y la falta de mantenimiento al motor.

“Está pésimo todo, agarro cuatro camiones, me gasto 40 pesos y no merecen que incrementen el precio porque no están buenos los camiones”, dijo el señor Enrique Valencia.

Otros usuarios denunciaron que algunas unidades no se detienen o tardan mucho, como es el caso de la ruta 206.

“Se tardan un montón, estuvimos 45 minutos esperándolo, para lo que quieren aumentar, no vale la pena”, comentó la señora Guillermina Martínez.