Alto porcentaje de mexicanos, sin acceso a los sistemas financieros

Una encuesta elaborada por analistas señala que el 47 por ciento de los no bancarizados, es porque no le interesa o no necesita el producto financiero, lo cual podría considerarse una posición ...
Las tarjetas de nómina es uno de los productos de la banca.
Las tarjetas de nómina es uno de los productos de la banca. (Especial)

Monterrey

Cerca del 62 por ciento de los adultos entre 15 y 70 años no está incluido en el sistema financiero mexicano, es decir, que no poseen una cuenta de ahorro, una tarjeta de nómina ni crédito en alguna institución financiera formal, señala la más reciente encuesta y análisis sobre inclusión financiera elaborado por Carmen Hoyo Martínez, Ximena Peña Hidalgo y David Tuesta, analistas de BBVA Research.

Los autores del análisis mencionaron que siendo la capacidad de ingresos de las personas la principal barrera de acceso al sistema financiero, un dato que arrojan los resultados es que el 47 por ciento de los no bancarizados, es que no le interesa o no necesita el producto financiero, lo cual podría considerarse una posición del tipo de autoexclusión.

La "autoexclusión" se incrementa 7 por ciento para quienes pueden hacer frente a factores externos, en comparación con quienes no tienen esta posibilidad; por su parte los individuos en hogares excedentarios tienen 4 por ciento más probabilidad de percibir esta barrera en comparación de personas sin ahorro. La encuesta apunta que lo anterior está indicando una preferencia por el mercado llamado informal.

En el renglón de crédito, se señala que en México hay evidencia de alta valoración del mercado informal cuando los hogares enfrentan eventualidades, la familia y los amigos desempeñan un rol importante en estas circunstancias, es decir, ante una emergencia, los mexicanos recurren principalmente a préstamos entre familiares y amigos (67.4%), o bien empeñan algún bien (36.3 por ciento).

Las personas de menores ingresos también tienen 8 por ciento menor probabilidad de no estar interesados en los servicios financieros, en comparación con quienes reciben más de 8 mil pesos mensuales de ingreso laboral.

El resultado indica que aunque las personas de menores ingresos son las que sufren más exclusión financiera, la razón de ello no es su propia determinación, apunta la encuesta de BBVA Research.

Más que nada, la exclusión de población de bajos ingresos responde más a barreras exógenas y podría estar relacionada con lo que se denomina exclusión involuntaria por razones de precios, riesgo, discriminación o naturaleza del producto financiero.

La encuesta menciona que a mayor edad las personas suelen no estar interesados en los servicios financieros, pero esta tendencia tiene un punto de inflexión (54 años).

En México, la barrera más importante para las personas acceder a los servicios financieros es la insuficiencia o variabilidad de los ingresos, y sus determinantes son básicamente factores de vulnerabilidad como la condición ocupacional y los ingresos asociados a ésta.

Mujeres y personas de menores ingresos, que son tradicionalmente excluidas del sistema financiero, tienden a tener menor autoexclusión financiera y por tanto las razones de no participar en el sistema financiero son susceptibles de modificarse con políticas públicas, nuevos productos y mecanismos alternativos de acceso que se adapten a sus necesidades.