Alfa evalúa alianza con más petroleras

El conglomerado regiomontano está interesado en explorar potenciales negocios para participar en la Ronda Uno, por lo que su unión con Pacific Rubiales Energy no es exclusiva.
Newpek trabaja en acuerdos de producción compartida, dijeron.
Newpek trabaja en acuerdos de producción compartida, dijeron. (Especial)

Monterrey

Alfa aseguró que los menores precios de petróleo no cancelan el interés del grupo en el negocio energético, aunque si lo hace ser más cauteloso en el análisis.

El conglomerado regiomontano manifestó que una joint venture con Pacific Rubiales Energy para participar en la Ronda Uno no es exclusiva, dado que evaluaría a otras compañías petroleras extranjeras que también están interesadas en explorar potenciales negocios.

A través de un documento difundido, señaló que su filial Newpek sólo llevará a cabo perforaciones exploratorias en áreas de Estados Unidos, como Norte de Texas, Oklahoma y Kansas.

Y perforará a un menor ritmo en Eagle Ford Shale, siendo sólo 80 nuevos pozos en este año, comparado con más de 100 perforados en promedio por año en el pasado.

Alfa dijo que Newpek seguirá trabajando en la emigración de Contratos Integrales de Exploración y Producción (CIEP) hacia acuerdos de producción compartida.

Añadió que está negociando los términos y condiciones con el Gobierno mexicano y Pemex.

Asimismo, mencionó que estudian las oportunidades de la Ronda Uno, incluyendo farm outs.

El documento señaló que los bloques en aguas someras y campos maduros parecerían ser los más promisorios; bloques en aguas profundas y depósitos no convencionales serían más complicados.

Posible Oferta Pública

Alfa se alista para participar en los proyectos de la Ronda Uno, enfocándose principalmente en aguas someras y campos maduros, por lo que contempla una posible Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones de sus subsidiarias Sigma y Nemak, a fin de financiar dichos proyectos, señalaron analistas de Fitch Ratings.

"La compañía estará evaluando oportunidades de inversión en México en la Ronda Uno, por lo que podría comprometer inversiones importantes en sector energético hacia 2016 y contempla que los recursos para financiar estos proyectos serían obtenidos, en mayor medida, de las posibles OPIs de acciones (...)".

Fitch señala que las calificaciones de Alfa reflejan su estrategia de negocios, las mismas que están orientadas al crecimiento de las operaciones en el sector energético en México y su política financiera de mantener un nivel de deuda neta a EBITDA entre 1.5 y 2.5 veces.

Fitch proyecta de manera conservadora reducciones anuales de deuda entre 150 a 200 millones de dólares.