Alcaldes piden deuda a lo grande para 2014

Monterrey, Santa Catarina, Juárez, Apodaca y Escobedo duplican porcentaje de techo financiero en sus presupuestos para el año entrante.
El caso regiomontano sería por un monto de 329 millones de pesos
El caso regiomontano sería por un monto de 329 millones de pesos (Leonel Rocha)

Monterrey

Ante la falta de recursos para sostener sus administraciones o realizar obra pública, municipios de la zona metropolitana buscan duplicar sus topes de deuda para 2014. 

Según información recabada por MILENIO Monterrey y que esta semana comenzarán a analizar los diputados en el Congreso de Nuevo León, la mayor parte de los municipios, con excepción de Linares y Lampazos, solicitaron la autorización de financiamientos para el próximo año. 

Normalmente los ayuntamientos buscan dejar un colchón que les permita solicitar préstamos para cualquier contingencia que se pueda presentar el año siguiente. 

Sin embargo algunos municipios sobrepasan lo solicitado en años anteriores.

Para 2013, los municipios de la zona metropolitana se atuvieron a un tope de deuda de 5 por ciento de su presupuesto anual. 

Sin embargo para 2014, los ayuntamientos de la zona metropolitana, en su mayoría, han decidido buscar el doble de financiamiento autorizado para presente año, y solicitaron 10 por ciento como tope de deuda. 

Con excepción de San Pedro, San Nicolás y Guadalupe, que se ciñeron de nueva cuenta al 5 por ciento de tope, los demás ayuntamientos subieron sus peticiones al doble, como Monterrey, Santa Catarina y Juárez, todos gobernados por el PAN.

Todos ellos buscan ejercer en 2014 deuda por el 10 por ciento de su presupuesto. 

Esto equivale a que la capital del estado, gobernada por Margarita Arellanes, busca contratar una deuda por 329 millones de pesos. 

Recientemente Monterrey autorizó la reestructuración de su deuda a un plazo de 20 años.

El total del pasivo asciende a poco más de 2 mil millones de pesos, casi dos terceras partes del presupuesto anual del municipio. 

En tanto el alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez Díaz, solicitó un techo de deuda de 72 millones de pesos, el 10 por ciento de su presupuesto anual. 

El edil ha advertido la posibilidad de ejercer nueva deuda, luego del desembolso de 45 millones de pesos a fin de pagar una deuda con un particular a quien hace 10 años se le despojo de forma ilegal de un terreno y que causó la consignación del ex alcalde, Gabriel Navarro. 

Décimas abajo se quedaron los ayuntamientos de Escobedo y Apodaca, gobernados por el Partido Revolucionario Institucional, que solicitaron un 9.31 y 9.96 por ciento, respectivamente de tope de deuda para el próximo año, equivalentes a 83 millones de pesos de financiamiento para el caso del primero y 106 millones de pesos, para el municipio gobernado por Raymundo Flores Elizondo. 

Santiago y García, que solicitaron techos financieros de 8.67 por ciento y 7.49 por ciento respectivamente, también superan el tope de deuda autorizado para 2013, de un 5 por ciento.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]