Alcaldes admiten alta deuda; dicen reducirla

Los presidentes municipales de Monterrey y San Nicolás de los Garza aseguran que han disminuido sus gastos.
Plan de austeridad no ha sacrificado servicios públicos: Margarita.
Plan de austeridad no ha sacrificado servicios públicos: Margarita. (Archivo)

Monterrey

Aunque admitieron que sus municipios son de los más endeudados en el país, alcaldes metropolitanos de extracción panista aseguraron que han mantenido e incluso reducido esas deudas, sin sacrificar la atención y el servicio a la ciudadanía.

Entrevistados durante un evento en la Séptima Zona Militar, los ediles de San Nicolás y Monterrey afirmaron tener finanzas sanas en los ayuntamientos que encabezan.

Pedro Salgado Almaguer, presidente municipal nicolaíta, dijo que en 2012 recibió la administración con una deuda pública del orden de los 980 millones, y han logrado reducirla 920 millones.

"Te digo, todo esto ha sido gracias a apretarnos el cinturón, a tener una administración muy austera y muy transparente, y por ese camino vamos a seguir en todo lo que resta de nuestra gestión", declaró Salgado Almaguer.

Del mismo modo, señaló que el Ayuntamiento no ha tenido la necesidad de utilizar el crédito autorizado por el Cabildo y por el Congreso del Estado, correspondiente al 5 por ciento del presupuesto, es decir, unos 53 millones de pesos.

Descartó que la austeridad en el gasto corriente y en la inversión haya afectado la prestación de los servicios municipales.

"Y aquí lo importante es que esto no se ha visto reflejado en que haya decaído la calidad en los servicios que les damos a los nicolaítas, como lo es la recolección de basura, como son las obras que hemos estado haciendo en toda nuestra ciudad", aseveró.

Por su parte, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, detalló que no sólo han logrado mantener el nivel de la deuda pública en 2 mil 192 millones de pesos.

Han reestructurado mil 400 millones de pesos de esa deuda, lo que les permite un ahorro de 10 millones de pesos por mes, y planean llegar a 300 millones de pesos de ahorro al final de la administración.

"Las calificadoras, dependiendo de tu ingreso y de cómo se ejerza el recurso, van dando una ponderación en torno a ese manejo financiero. En el caso de Monterrey la calificación es doble A; es decir, es una buena calificación", subrayó.

Mencionó que en los programas de austeridad no han sacrificado los servicios públicos, aunque han tenido que invertir en rubros prioritarios, como la seguridad pública.

En lo que respecta a deudas municipales, Nuevo León ocupa el tercer lugar a nivel nacional, detrás de Jalisco y el Estado de México.

Según un reporte de la Secretaría de Hacienda, Monterrey y San Nicolás encabezan la lista de los municipios nuevoleoneses, con más de 3 millones de pesos entre ambos.

Por su parte, el secretario de Finanzas, Rafael Serna, expresó que ya bajaron un cinco por ciento la deuda en comparación de como la recibieron de la administración anterior.

El funcionario municipal dijo que nominalmente los de la zona metropolitana local sí son de los terceros municipios más endeudados del país, sin embargo, agregó que se debe a que son de los más grandes del país y su estructura financiera les permite tener acceso a financiamientos diferentes y a la vez tener recursos para hacerle frente.