Alarma explosiva mata a hombre en quinta de Linares

El sitio donde ocurrió el incidente está ubicado cerca de la colonia Camachito.
El sistema para proteger la casa estaba tensado sobre las ventanas y puertas.
El sistema para proteger la casa estaba tensado sobre las ventanas y puertas. (Brígido Aguilar)

Linares

Un hombre perdió la vida al ingresar a una quinta campestre de Linares que estaba equipada con un dispositivo explosivo, para evitar el saqueo de los muebles.

La 'alarma' de seguridad detonó cuando el sujeto abrió la puerta del rancho. El caso provocó un sorpresivo operativo policiaco.

Según las pesquisas de la Policía, la víctima mortal se llamaba Luis Eduardo López Cázares, tenía 32 años de edad y residía en la colonia Camachito, de Linares.

Los hechos sucedieron el pasado lunes, pero la investigación se maneja con mucha discreción, a petición de la Procuraduría.

El rancho donde ocurrió el incidente está ubicado a un costado del camino que conduce de la colonia Camachito de Linares al ejido San Antonio de las Barajas.

Una fuente policiaca señaló que el propietario es un hombre de 74 años de edad, originario de Linares, pero desde joven logró la nacionalidad norteamericana, donde llegó a ser contratista y hoy en día está pensionado.

Se logró recabar que al parecer es una persona económicamente bien, y por sus actividades tiene contacto con explosivos.

Además, trascendió que el dueño ya estaba cansado de ser afectado por robos; ya que su quinta ha sido desvalijada de cuatro a cinco veces.

Debido a lo anterior, el propietario colocó un sistema casero denominado detonador explosivo, el cual estalla cuando alguien ingresa a la vivienda.

La alarma está formada por varios proyectiles para armas de fuego, los cuales están colocados uno con otro, en un sistema denominado 'objeto fijo', y sujetados con un hilo delgado que está tensado sobre las ventanas y puertas. Al abrir cualquier de estas, se activa automáticamente y empieza a detonar hacia el punto que se abrió.

El fin de semana un hombre entró, al parecer a robar, pero cuando abrió la puerta de la quinta estalló el dispositivo.

Al llegar un encargado de la propiedad, la mañana del domingo, encontró un cuerpo sin vida, el cual ya estaba entrando en etapa de descomposición.

Además, en el área halló casquillos regados y huellas de haberse presentado un incendio, motivo por el cual llamó a la Policía de Linares.

Cuando llegaron los elementos confirmaron el incidente, pero al realizar una inspección detectaron residuos de pólvora y por ello informaron al Ejército.

Un grupo de militares solicitó la presencia de expertos, quienes llegaron ayer e iniciaron las averiguaciones en la propiedad que tiene cinco hectáreas.

Los militares colocaron un cerco de seguridad alrededor de la vivienda que está cubierta de ladrillos y tiene seis cuartos, el cual abarcó casi tres kilómetros.

La Policía informó que el pasado sábado por la tarde llegaron a la jefatura dos mujeres y un hombre para denunciar la desaparición de Luis Eduardo López Cázares, de 32 años de edad, quien salió el pasado viernes y ya no regresó a su hogar en la colonia Camachito. Dijeron que nunca se ausentaba tanto tiempo y que siempre iba a dormir.

Cabe destacar que un grupo de policías trasladó a la familia a la quinta donde sucedió la explosión y ahí identificaron las prendas de vestir del hoy occiso.