Agentes detienen a empresario defraudador

Raúl Luciano Ríos, de 47 años de edad, fue capturado el pasado jueves por elementos de la Agencia Estatal en el aeropuerto de la Ciudad de México, cuando llegaba del extranjero.

Monterrey

Un empresario veracruzano que en el 2006 asentó en San Pedro Garza García una supuesta empresa financiera filial de una de Inglaterra, y que defraudo con 1 millón 98 mil pesos a un comerciante gasolinero de Monterrey, fue detenido con orden de aprehensión a 10 meses de que prescribiera la acción penal del caso.

Raúl Luciano Ríos, de 47 años de edad, fue capturado el pasado jueves por elementos de la Agencia Estatal en el aeropuerto de la Ciudad de México, cuando llegaba del extranjero.

La orden de aprehensión que le giró el juez segundo penal de Monterrey fue boletinada ante las diferentes autoridades y migración reportó su llegada al país, por lo que investigadores estatales fueron a recibirlo para llevarlo al Penal del Topo Chico.

Fue en marzo de 2006 cuando se apoderó de la referida cantidad de dinero que le depositó el también empresario Eduardo Enrique Esquer González, a quien le prometió ganancias en su empresa Merylon & Canari, la cual realizaba las inversiones del capital en el Lloyds Bank en Londres.

Pero en realidad, los 100 mil dólares que en ese tiempo ascendían a un millón 98 mil pesos fueron depositados en dos cuentas personales del acusado, quien al rendir su declaración preparatoria se apegó a los beneficios del artículo 20 constitucional.

De acuerdo al expediente que integra el juzgador, la financiera Merylon & Canari estaba en el piso 27 de la torre ING Comercial América, ubicada en la calle Batallón de San Patricio, número 111, en San Pedro Garza García.

En su denuncia, el afectado explicó que para convencerlo, Luciano Ríos y sus colaboradores lo invitaron a conocer las instalaciones del negocio, del que posteriormente se enteró que no estaba registrado oficialmente como tal.