Afecta crisis financiera e inseguridad

Los inmuebles abandonados o intestados complican desarrollo de la zona.

Monterrey

El crecimiento comercial de la zona Santa Lucía no ha dado tan rápido como se esperaba pero es estable, reconoció el urbanista Juan Ignacio Barragán.

Líder de este proyecto en 2007, como parte de la Corporación de Proyectos Estratégicos del Gobierno Estatal, el arquitecto señala que se han instalado algunos desarrollos inmobiliarios como La Capital y el edificio aledaño al Museo de Historia Mexicana, con enfoque comercial, de negocios y habitacional.

"Ha estado más lento de lo que hubiéramos previsto, pero sí hay un avance que se puede ver, además la ventaja con el paseo es que es autosustentable, y aunque el gobierno invierte una buena cantidad en su funcionamiento, también tiene algunos ingresos", dijo.

Entre las razones por las que no se ha detonado la actividad comercial e inmobiliaria como se hubiera previsto, en se encuentran a juicio del ex funcionario, la crisis económica mundial de 2008, así como la situación de inseguridad que se vivió en la ciudad durante los últimos años.

Barragán señala que además la propiedad en la zona está muy fragmentada y los inmuebles fueron abandonados por sus dueños o quedaron intestados, lo que complica tanto el desarrollo inmobiliario como comercial.

"Es complicado cuando hay tantos dueños en una zona y la situación legal de los predios es tan diversa, hubo acercamientos, pero al final no puedes obligar a la gente, debe ser en acuerdo", explicó.

Los proyectos presentados al inicio del sexenio de Natividad González Parás, mostraban un Paseo Santa Lucía donde se evidenciaba un desarrollo importante en la zona.

Los renders muestran incluso cierta uniformidad no sólo en el mobiliario urbano, sino también en las propiedades vecinas que pertenecían a particulares, situación que no ha sucedido.

"Considero que va bien, sobre todo tomando en cuenta de que el desarrollo comercial de la zona no estaba condicionado a su financiamiento o mantenimiento, y eventualmente la zona tiene mucho potencial a futuro, como poco a poco estamos viendo.

"Además, con desarrollos como La Capital y algunos otros edificios en la zona, la nueva línea del Metro y otros proyectos van a seguir detonando el interés de los inversionistas ", señaló.

El especialista dijo que el esquema de sustentabilidad del Santa Lucía, siempre fue por una parte el gobierno estatal y por otra los recursos provenientes de algunos locales comerciales, así como por la renta de las lanchas que llevan a los visitantes desde la Macroplaza hasta el parque.

"Recuerdo que el gobernador Natividad González Parás, no quería que se hiciera el cobro por las lanchas, pero le señalamos que una obra de esta naturaleza necesita un esquema de sustentabilidad", dijo.

En el caso del Parque Fundidora, señaló, el cobro del estacionamiento y la renta de espacios para eventos sociales, deportivos y culturales han permitido el mantenimiento constante de la zona.