Acusan a municipio de 'esconder' expediente

Jesús Altonar, representante legal de casino Revolución, dijo que el documento perdido permitiría establecer amparos para operar.
Presuntamente fue cesado por no tener permiso de uso de suelo.
Presuntamente fue cesado por no tener permiso de uso de suelo. (Archivo)

Monterrey

El estado de indefensión es lo que busca el Ayuntamiento de Monterrey para la empresa propietaria del casino Revolución, ya que el municipio aparentemente extravió un expediente que le permitiría al establecimiento el trámite de un par de amparos y en consecuencia, reanudar operaciones, así lo explicó el abogado Jesús Altonar, representante legal del negocio.

Agregó que la denuncia a Brenda Sánchez, secretaria de Desarrollo Urbano regiomontano, ante el Ministerio Público es por desconocer los efectos de una resolución administrativa, y estar "escondiendo" un expediente donde se reconocen derechos de la empresa.

"Ella debería declarar, porque supuestamente la presidenta municipal (Margarita Arellanes) y el subdirector jurídico (del municipio de Monterrey), depositaron en ella todo ese procedimiento. Entonces si Brenda es la que está asumiendo la responsabilidad por el municipio, pues que la asuma completa", dijo.

El litigante detalló que en febrero de 2011, a pesar de tener todos los permisos federales, estatales y municipales en regla, el Ayuntamiento clausuró el casino Revolución por un supuesto rebase en las dimensiones de la construcción y una violación en el permiso de uso de suelo.

El 3 de febrero del 2012, añadió, luego de un juicio de nulidad, es el propio presidente municipal quien da una resolución favorable al casino, donde señala que el establecimiento cumple con las dimensiones permitidas y que la licencia de restaurante-bar y juegos de video, con el que cuenta, concuerda con el giro de actividades del negocio.

"Esto que le llamo una interpretación auténtica, cuando en este acaso en el que te visita es el municipio y te da el uso de suelo, y te interpreta que tu uso de suelo es acorde a lo que estás haciendo, es una interpretación auténtica, porque lo está diciendo la misma autoridad que te da el permiso", mencionó.

Sin embargo, el 17 de septiembre del 2013, el Ayuntamiento regiomontano le impuso al casino una nueva clausura provisional, bajo los mismos argumentos de la primera sanción.

"Cuando llegan a hacer la visita no llevaban la orden escrita, cualquier orden de visita tiene que seguir las reglas del cateo, tiene que traer una orden donde te dice por qué te van a visitar, dirigida al particular.

"Eso lo tenemos grabado, eso se le pidió al inspector que mostrara su orden de visita y no la llevaba. En ese momento mandan a alguien a fabricarla, digo que la fabricaron porque ni siquiera levantaron el acta en la que ponen la fecha, mostraron otra fecha, del 13 de septiembre", argumentó el abogado.

CIERRAN CENTRO DE APUESTAS

El casino Revolución fue cerrado de manera provisional por no contar con la documentación oficial y quedar sin efecto el amparo con el que operaban, refirió el 17 de septiembre de este año la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes.

La funcionaria detalló que el cierre de esta casa de apuestas y el negocio denominado Crown se daría de forma provisional, mientras se realizaba una comprobación de datos.

Posteriormente la clausura definitiva del casino Revolución se efectuó en el mes de octubre, presuntamente por no contar con permiso de uso de suelo.