Acuerdo violentaría normativas estatal y municipal

El convenio con fecha del 31 de marzo de 2011 no tiene la firma del síndico segundo.
Sesión de Cabildo durante la gestión de Fernández Garza.
Sesión de Cabildo durante la gestión de Fernández Garza. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

Por al menos cuatro puntos, la permuta de terrenos que hizo el municipio de San Pedro con Grupo Alfa resulta ilegal, lo que podría beneficiar a que se le dé marcha atrás.

Fuentes allegadas a la administración municipal que pidieron el anonimato, aseguraron que además de que se incurre en un conflicto de intereses al estar involucrada la familia del ex alcalde Mauricio Fernández Garza, existen violaciones a leyes estatales y reglamentos municipales.

"Lo mejor sería que se eche para abajo", comentaron. "La cosa está así, ese acuerdo de la permuta se llevó leyes estatales y los reglamentos municipales, no los respeta, probablemente se hizo para beneficio de alguien, no lo sabemos".

Es la Ley de Desarrollo Urbano del Estado y los reglamentos Orgánico para la Administración municipal y el de Zonificación y Usos de Suelo de San Pedro Garza García en los que se incurre en violaciones con el acuerdo de permuta del terreno que correspondería donar como área verde en el proyecto Carrizalejo a cambio de un predio en la avenida Díaz Ordaz.

Esto se suma a un conflicto de intereses envuelto en el caso por la participación de Fernández Garza, pues el ex funcionario es accionista de Alfa, además de que el presidente del grupo empresarial, Armando Garza Sada y el director general, Álvaro Fernández Garza, son primo y hermano, respectivamente, del ex presidente municipal.

El convenio, firmado el 31 de marzo de 2011 por el municipio y por Alfa no tiene la firma del síndico segundo, lo cual viola lo establecido en el Reglamento Orgánico de la Administración Pública Municipal.

Esto porque ahí se establece que se requieren ésta, al igual que la del alcalde, para que de esta manera se pueda tener una representación legal.

El martes, MILENIO Monterrey publicó que Hiram de León Rodríguez, ex síndico segundo del Ayuntamiento sampetrino, reveló que nunca firmó la permuta porque nunca se le presentó formalmente el contrato.

Esto además de que De León Rodríguez votó en contra de este acuerdo en la sesión realizada el 5 de abril de 2011, pues consideró que se podría incurrir en ilegalidades y tener responsabilidades para funcionarios.

El segundo acuerdo, firmado el 6 de julio de 2012 para la transmisión de la propiedad, entre el municipio y con Alfasid del Norte S.A. de C.V. y Fibers México Holdings, el cual se hizo ante notario público, incurre en la misma irregularidad, pues tampoco cuenta con la firma de el edil De León.

Por otra parte, al momento de conceder los usos de suelo no se detalla la base a los ordenamientos legales, como lo establece la Ley de Desarrollo Urbano del Estado y el Reglamento de Zonificación y de Usos de Suelo del municipio.

Esto podría ser porque actualmente no se tiene alguna regulación para hacer esta permuta, por lo cual tampoco se contempla la posibilidad de hacerla con anticipación, como se concretó.

El destino del predio donado al municipio es la última irregularidad, pues aunque la ley establece que debe destinarse para áreas verdes, se contemplaba la construcción de un cuartel de seguridad, el cual tuvo que ser cancelado por falta de recursos.

Luego de frenar la obra, el actual alcalde, Ugo Ruiz Cortés, quien participó en casi todo el proceso como Secretario de Ayuntamiento, anunció que se aprovecharían los trabajos del cuartel para un estacionamiento.

La permuta que promovió Fernández Garza tuvo la intención de construir un complejo multifamiliar, el cual se nombraría Desarrollo Carrizalejo.

Según lo que marca la ley, se debía donar un área verde municipal, sin embargo, Alfa entregó al municipio un terreno de 19 mil 073 metros cuadrados, ubicado en la avenida Díaz Ordaz, en los límites con Santa Catarina, que serían destinados para el edificio de seguridad y para canchas de clubes infantiles.

Esta área pertenecía a Alfa Textiles Holdings S. de RL de CV y se utilizaba para la fábrica de textiles y desechables que operaban las compañías Akra y Polikron.

Por esta razón, también se corre el riesgo de que se tengan contaminantes peligrosos, lo que pudiera hacer que no se pueda utilizar como área verde.