Abogados ganan condición física, caminan en la loma para llegar a Poder Judicial

Ante el cierre de un acceso del área para aparcar y la falta de banquetas en el sector Loma Larga, los usuarios y litigantes que acuden al Poder Judicial de la Federación viven el peligro de ser ...

Monterrey.-

Nadia Venegas/Monterrey

Litigantes, usuarios y visitantes enfrentan diariamente el riesgo de ser atropellados ante la falta de banquetas en las calles aledañas a la sede del Poder Judicial de la Federación en la Loma Larga.

Son las calles Valle Sol y Altoclaro, las que no cuentan con banquetas para que los transeúntes puedan caminar y que ante la restricción al acceso al estacionamiento, que se aplicó desde hace casi dos años, el peligro se agravó.

Por esta razón, los peatones deben caminar en el espacio designado para vehículos.

El edificio del Poder Judicial de la Federación en la Loma Larga, que está en los límites del municipio de Monterrey con el de San Pedro, alberga 11 Tribunales Colegiados de Circuito, a los que asisten al menos 880 personas.

Esto además de tres juzgados, con unos 120 trabajadores, que se suman a los litigantes externos que acuden diariamente a realizar trámites y atender diferentes casos.

Por esta razón los usuarios deben estacionar sus vehículos hasta unos 400 metros de distancia del lugar, sobre la calle Valle Sol y de ahí, subir caminando al recinto judicial.

Aunado a las condiciones del clima de Monterrey, como lo son el calor extremo o bien los frentes fríos, representa una molestia más para los abogados y visitantes a estas oficinas federales.

“No nos parece, vengo todavía cansado y no soy tan viejo, yo creo que los más viejos van a batallar más; abran el estacionamiento, yo creo que sí podría hacer el esfuerzo el Poder Judicial”, expresó el litigante Pedro Medellín, quien acude al recinto al menos dos veces por semana.

“Nos quitaron el estacionamiento y yo creo que sí hay suficiente para todos”.

Las quejas de los abogados y visitantes a estas oficinas federales son constantes.

“Ya vengo bien cansada pero no hay de otra, no vengo muy seguido pero cuando vengo siempre me toca caminar”, expresó una mujer que se identificó como la señora Garza.

“(Desearíamos) que hubiera estacionamiento para toda la gente, que pudiéramos llegar más fácilmente y que no corramos peligro, ya si no unas banquetas para que no corramos el riesgo de que seamos atropellados”.

Este problema se da pese a que cerca de las 11:00 en un día laboral se observa que hay cajones libres en el estacionamiento del recinto, sin embargo éste es restringido.

Aunque en el Poder Judicial de la Federación se llegan a atender casos en la noche, peatones manifestaron que también se requiere de alumbrado público, pues no existe en esta zona, que además se distingue por no estar poblada, lo que hace que los visitantes se sientan inseguros.

“Es lamentable que un Poder Judicial no se preocupe por los litigantes bajo el argumento de la seguridad”, mencionó el abogado José Alberto Abramo.

“Es un riesgo tanto personal porque a veces llegas en las noches y ni te dejan estacionarte en áreas de aquí y aquí sí es una zona peligrosa en las noches”.

De los más de siete litigantes que fueron entrevistados, ninguno afirmó haber puesto un amparo para solucionar el conflicto.