Abandono animal, secuela de los regalos navideños

En el área metropolitana hay alrededor de un millón de ejemplares en la calle, cifra que aumenta entre marzo y abril, cuando dejan de ser cachorros
Los grupos promueven la esterilización como un método para evitar la sobrepoblación callejera.
Los grupos promueven la esterilización como un método para evitar la sobrepoblación callejera. (Raúl Palacios | Archivo)

Problemas en las calles hay muchos, pero uno que cada vez es más grave y que requiere con urgencia de atención y acción, tanto de Gobierno como de la sociedad en general, es el referente a los animales abandonados en la vía pública, de los cuales se estima hay más de un millón en la zona metropolitana de Monterrey.

Para Linda Rodríguez, voluntaria y coordinadora de comunicación de la asociación Prodefensa Animal (Prodan AC), esta problemática aumenta debido a la venta y compra indiscriminada que se realiza en la temporada navideña.

"Cada año se nos presentan problemas similares, en el mes de diciembre sabemos que mucha gente regala animales, muchas veces a niños, a veces a familias, y los regalan sin preguntar si los quieren o si están preparados para cuidar un ser vivo.

"Normalmente la gente de sorpresa los recibe, la mayoría de las veces son cachorritos, y todos son muy lindos, son muy tiernos y bonitos, los reciben con mucho gusto, pero a la vuelta de unos meses, por ahí de marzo o abril, cuando empiezan a crecer, cuando empieza a ser más responsabilidad que ternura, se dan cuenta que no están preparados para tener un animal o que no les gusta tener un animal, y desafortunadamente muchos terminan en la calle".

En marzo y abril se dispara la situación de calle para las mascotas y de acuerdo a cifras de la activista esto podría sobrepasar el millón de casos.

"Tenemos estadísticas desde años, que dice que de cada camada que nace 8 de cada diez animales terminan en la calle; y en los meses de marzo y abril se dispara exageradamente la cantidad de animales que hay en la vía pública.

"Se estima que hay más de un millón de animales en la calle en la zona metropolitana de Nuevo León", precisó.

Criaderos, un factor

En opinión de Rodríguez, el origen del problema son los criaderos irregulares, ya que ven al animal como un producto, como un negocio, y no les importa las condiciones de vida en que los tienen.

"El origen de este problema de sobrepoblación son los criaderos mal administrados o irregulares, esos lugares en donde no se preocupan por el bienestar de los animales...

"El problema es que esos lugares lo que quieren es deshacerse rápido de su producto, porque así los ven ellos, no les importa las condiciones en que están los perritos que están cruzando, no les importa la salud de los papás ni de los cachorritos", señaló.

Debido a ello, exhortó a la autoridad a cumplir con el reglamento y no permitir la venta de animales en la vía pública.

"Si estuviera regulado por las autoridades, que no se permitiera vender en la vía pública, como lo dicen los reglamentos, que realmente no se permitiera vender en la vía pública y no se permitiera vender de manera indiscriminada, seguramente se podría atacar el problema de fondo". Entre los puntos de venta destacó los de la carretera Nacional y en avenida Lincoln, además de que se encontró en páginas de Facebook al menos 27 blogs de criadores en Monterrey".

Cabe destacar que las compras por impulso o sin estudio previo, así como la falta de conciencia del promedio de vida del animal, son otras de las causas de este problema.

"La gente los compra por impulso, los compra sin hacer un estudio previo para saber si puede o no mantenerlos, cuidarlos, atenderlos adecuadamente, entonces la opción de que los compran por impulso es una de las principales causas por la que luego terminan en la calle.

"Otro de los problemas es que la gente no mide que los animales viven alrededor de quince años, entonces se enamoran del cachorrito y los quieren sólo mientras están así; y luego, el abandono", compartió la voluntaria.

Por este motivo, Linda Rodríguez considera que más que un llamado a la autoridad, lo que hace falta es que los ciudadanos tomen conciencia de la gravedad del asunto.

De igual forma destaca que la responsabilidad civil no solo es para bajar la sobrepoblación, sino como parte de una cultura de prevención de accidentes, de enfermedades.

Otras de las aristas desde donde se ataca el problema son la esterilización y la adopción, las cuales, reconoce la especialista, aún son medidas que están muy lejos de ser implementadas por la población.

"Estadísticamente en Nuevo León los antirrábicos del área metropolitana capturan y aplican la eutanasia a alrededor de 60 mil animales cada año.

"Aquí en Monterrey ha habido últimamente muchas asociaciones, acompañadas de las que ya llevamos años en promover la adopción, pero aún y entre todas no nos daríamos abasto para esa cantidad exagerada de animales que hay", reconoció Linda Rodríguez.

Sin embargo, la cultura en la zona metropolitana de Monterrey ante la adopción de animales de compañía se encuentra muy lejos de llegar a un nivel óptimo.

"Aunque todavía estamos muy lejos de alcanzar el punto ideal como en otros países, allá si compras el perro eres mal visto y si adoptas eres bien visto, aquí vamos poco a poco avanzando, ya más gente sabe de las adopciones.

"Nos ha tocado escuchar a mucha gente que compró su perro y luego se acerca con nosotros para darlo en adopción, como dicen ellos, para donarlo, pero eso no es una donación, es un acto de irresponsabilidad al abandonar a su perro", destacó.

Ante esto, la otra vía para las asociaciones es la promoción de la esterilización.

"Lo que hacemos normalmente es promover la esterilización y promover entre la gente las ideas de responsabilidad hacia los animales, y que solo los quieran o adopten cuando estén preparados para tenerlos por quince años que viven en promedio", concluyó Linda Rodríguez.

Por otra parte, en Prodan AC reciben por correo electrónico y por Facebook entre 30 y 35 denuncias de actos de maltrato.