Abandonan pipas que debían entregar a cinco municipios

Las unidades para el transporte de agua potable fueron llevadas a reparación el año pasado.
China, Santiago, Salinas Victoria, Aramberri y Cadereyta recibirían los camiones que aún están en el taller.
China, Santiago, Salinas Victoria, Aramberri y Cadereyta recibirían los camiones que aún están en el taller. (Raúl Palacios)

Monterrey

La presión de alcaldes rurales y de habitantes de varios municipios obligó a un empresario, proveedor del Gobierno del Estado, a revelar el abandono de cinco pipas propiedad de la administración estatal, donadas por Petróleos Mexicanos, y por el que le adeudan 1.5 millones de pesos.

Tras rehabilitarlas por solicitud de la administración estatal, para ser entregadas a cinco administraciones rurales, las pipas para agua no potable de la marca International 4900 continúan en los patios del taller del particular Juan Carlos Ramos Guerra.

Luego de que un habitante de Aramberri y un funcionario del municipio de Santiago denunciaron el abandono de los camiones a MILENIO Monterrey, guardando el anonimato, el empresario no tuvo más que admitir que fueron reparados en su taller y que son las últimas de 20 pipas que fueron donadas por Pemex.

Los camiones permanecen relativamente limpios, ya que hasta hace unas semanas continuaban dándole por su cuenta mantenimiento, bajo techo del taller ubicado sobre Camino al Diente 4040- antes Antiguo camino a Villa de Santiago, cruz con la calle Reyna, en la colonia Condesa.

Tras observar al fotógrafo tomar gráficas de las pipas abandonadas con el logotipo "Nuevo León Unido" y "Donación de Pemex", el empresario afirmó que sólo es un proveedor que intentó ofrecer sus servicios más allá de lo que pudo, hasta quedar prácticamente en quiebra.

"Sí, efectivamente, han estado hablando vecinos y alcaldes de los municipios a los que se les iba a donar, como puedes ver impreso en las puertas de los camiones, pero ya dejamos de darles mantenimiento porque nos quedamos descapitalizados.

"Estamos tronados prácticamente, y nos han estado presionando habitantes que necesitan agua o los alcaldes por lo menos para el riego; entre las cinco pipas nos deberán por lo menos 1.5 millones de pesos, porque además no nos pagaron otras cinco que se habían llevado", dijo.

Preocupado por la situación, el empresario dejó entrar al reportero y fotógrafo para que le tomaran gráficas a los camiones con los logos impresos del Gobierno del Estado y de los municipios de China, Aramberri, Santiago, Salinas Victoria y Cadereyta Jiménez, a donde debieron ser entregadas.

Tras ser donados como camiones usados al Gobierno Estatal el 2 de mayo de 2012, la administración nuevoleonesa los envió a un taller ubicado en Treviño 820 y Amado Nervo, en el centro de Monterrey, para que fueran rotulados y pintados.

Posteriormente fueron trasladados a la empresa de Ramos Guerra y de ahí se llevaron en mayo de 2013 la primera remesa de 10 camiones, y fue hasta junio de ese mismo año cuando entregaron otras cinco pipas, pero sin recibir el pago por ellas.

Hasta la fecha, quedan las otras cinco pipas ya rehabliitadas, afinadas, con cambios de aceite y frenos, por lo menos dos listas para entregar y las otras tres ya no pudieron invertir por falta de liquidez.

"Yo vi la semana pasada con el arquitecto (Héctor) Benavides que habitantes creo que Aramberri o no sé de qué municipio estaban necesitando agua, pero ya ves aquí las tenemos abandonadas", indicó.

Desconoce por qué Jorge Stahl Escamilla, director de Atención a Municipios y Organismos Paraestatales del Estado, no les ha dado respuesta o sigue dando largas a un servicio que ya se dio en las unidades.

"Por nuestra propia cuenta hemos estado pagando el mantenimiento porque el combustible se echa a perder o huele a rancio si no se le cambia, y es lo que hemos hecho; los limpiamos, les ponemos aire a las llantas, hay que estarles encendiendo el motor, pero llegó el momento de ya no hacerlo, porque eso cuesta", dijo el empresario con 27 años de experiencia en el ramo.

Cada una de las unidades de la marca International tiene un costo superior al millón y medio de pesos.

"Sé que la población de algunos municipios sabían que iban a tener pipas, pero pues no ha quedado de nuestra parte, nos siguen presionando, pero nosotros qué les decimos, ¿que no nos han pagado?, y peor aún, no han venido por ellas, no las han recogido, pero pues ya están listas", manifestó.