AA, una alternativa para vivir alejado de la bebida

Bajo el principio de dejar de beber y ayudar a otros a lograrlo, Alcohólicos Anónimos haimpulsado a personas con esta problemática a recuperarse y salir de su adicción.
La asociación fundada en 1935 apoya a hombres y mujeres con este trastorno.
La asociación fundada en 1935 apoya a hombres y mujeres con este trastorno. (Foto: Archivo)

Monterrey

En Nuevo León existe una cantidad considerable de grupos de auto ayuda, anónimos la mayoría de ellos, basados en un programa de doce pasos, al cual el Papa Pío XI llamó el milagro del siglo, y con el que se obtienen los mejores resultados para dejar de beber, entre otras cosas.

Hay en la entidad agrupaciones de todo tipo, la de más penetración y presencia es Alcohólicos Anónimos o AA, seguido de Al-Anón, Neuróticos Anónimos, Narcóticos Anónimos, Drogadictos Anónimos, Comedores Compulsivos Anónimos, Jugadores Anónimos, Adictos al sexo y al amor, Tragones Anónimos, etcétera.

Para los miembros de esos grupos, las frases o axiomas que los sostienen van del: Sólo por Hoy; Un día a la vez; Vive y deja Vivir; Si faltas a tus juntas no preguntes por qué recaíste; Paso a Paso.

En específico a la asociación con más miembros en el estado, Alcohólicos Anónimos, es una agrupación de hombres y mujeres que comparten sus mutuas experiencias para dejar de beber y ayudar a otros a lograr que dejen de hacerlo surgida en 1935, en Nueva York, ahí se juntaron dos personas, Bill W. y el doctor Bob, y después de estar platicando sobre su manera de beber quedó establecida la agrupación donde el tema central de la misma es: dejar de beber y ayudar a otros a lograrlo.

Don Arnulfo, un miembro con más de 30 años de sobriedad, destacó que su constancia en el grupo es porque ahí se cambian vidas y se vive diferente.

"Yo voy a AA porque es la manera en que me he conservado sin beber y aparte nos ofrecen un programa de recuperación que es una manera diferente de vivir a como yo vivía.

"Es un programa de doce pasos, siglo", recalcó el enfermo.

Y, aunque el consumo de alcohol es muy alto en la entidad, no todas las personas que vienen son alcohólicas, hay bebedores sociales, bebedores fuertes y alcohólicos.

"El alcohólico es el que tiene problemas con su manera de beber, el que se transforma en una persona totalmente diferente cuando bebe, el que después de unos tragos se convierte en otra persona, los borrachos no.

"Existe un auto diagnóstico, que la persona contesta diez preguntas, con cuatro que contesten positivas es que ya tiene problemas", señaló.

En cuanto a la dificultad de dejar de beber, datos indican que sólo menos del 10 por ciento lo logran.

"Es lamentable decirle, pero de cada mil personas que llegan a AA por información no se quedan ni cien, y eso que Alcohólicos Anónimos es donde la mayor parte de la gente deja de beber, otros lo hacen por la psiquiatría, la Iglesia, por su voluntad; AA es lo que mejor resultado da para la abstinencia.

"Es una adicción sutil que empieza de nada y va siendo progresiva, se empieza tomando una cerveza y no se da uno cuenta, cuándo, ya pasó la línea y llegas a ser una persona que tiene un grave problema" compartió don Arnulfo.

De Alcohólicos Anónimos existen los grupos tradicionales, los corriente 24 horas, de Sección México, de Perros sin dueño, de Cuarto y quinto paso, Fuera de serie, hay gente que usa el mismo programa, le hacen modificaciones pero viene siendo lo mismo.

La enfermedad del alcoholismo es un enigma, para la sociedad y para el mismo enfermo, señaló.

"El problema de un alcohólico es que dice una cosa, piensa otra, hace otra y siente otra, sobre el mismo punto.

"El alcohólico no sabe cómo va a terminar la borrachera, no sabe si se va a reír mucho, si va a terminar llorando, si se va a pelear", indicó.