Comerciantes ven disminuir sus ventas

De acuerdo con uno de los comerciantes, desde hace dos meses comenzaron los problemas, pues la rehabilitación del drenaje y pavimentación, provocó tráfico, se averiaron coladeras y banquetas.

León, Gto.

Comerciantes de la colonia León Moderno dijeron que sus ventas han bajado hasta en un 50 por ciento a consecuencia del caos vial que genera la obra para la rehabilitación del bulevar Mariano Escobedo, en cuyos trabajos prevén retraso.

Se quejaron de que la empresa Gas Natural tapó una coladera lo que terminó por empeorar la situación con encharcamientos considerables afuera de sus negocios, durante las lluvias.

El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), con el arranque de la urbanización en el carril opuesto, ingresó líneas de agua y potable y drenaje, lo que averió la banqueta.

De acuerdo con el comerciante Gonzalo López, desde hace dos meses comenzaron los problemas en la zona, pues SAPAL comenzó con el cambio de línea de drenaje y agua potable, lo que aclaró es benéfico, sin embargo, los trabajadores dejaron las banquetas dañadas.

TE RECOMENDAMOS: Afectan obras en Miguel Alemán

"La banqueta no la arreglaron bien; los de SAPAL ya la dejaron rota", dijo el inconforme y mencionó que al solicitar al organismo operador, la reparación de la misma, le respondieron que no había presupuesto para ello.

Relató que por la noche el personal de Gas Natural ingresó la línea de gas, causando averías en la coladera, que terminó tapada; al reportar el problema SAPAL nuevamente acudió y "echaron concreto y cuando llueve se nos viene todo – el agua- y nos dejaron peor que como estaba".

Gonzalo dijo que desde que comenzó la obra de rehabilitación del bulevar, las máquinas se encuentran varadas en el carril opuesto, lo que provoca tráfico, sobre todo en horas pico.

"Van lentos nos bajaron las ventas en 50 por ciento" destacó al precisar que los automovilistas no tienen manera de estacionarse.

Solo han abierto zanjas, provocando accidentes y empeorando el congestionamiento vial.

Liborio Hernández dijo que los trabajadores pavimentan y nuevamente vuelven abrir, a lo que se suman las zanjas que han permanecido abiertas por 22 días, provocando accidentes, por lo que de inmediato tapan con piedras

"No sabemos qué van hacer, primero que iban a cambiar el pavimento, ahora que no, que porque el tiempo se les fue agotando y que van a parchar las partes feas; no sabemos en cuánto tiempo lo van a terminar" detalló.