Vandalizan las casas abandonadas en León

Cuando algunos espacios quedan abandonados, estos son utilizados por pandillas para cometer acciones ilícitas como la drogadicción y en algunos casos la prostitución.

León, Gto.

En varios puntos de la ciudad de León se dan casos en el que personas o familias enteras llegan a invadir inmuebles que se encuentran abandonados, normalmente este fenómeno se da en edificios abandonados.

Cuando algunos espacios quedan abandonados, estos son utilizados por pandillas para cometer acciones ilícitas como la drogadicción y en algunos casos la prostitución.

En la colonia La Noria, este tipo de situaciones es normal para los habitantes de la zona, argumentan y reconocen que la colonia es un foco rojo de 'paracaidistas', pero también va ligada de la mano la delincuencia, en donde pandillas enteras se aprovechan del abandono de los inmuebles para hacer uso de ellos.

En un recorrido realizado por MILENIO, se pudo observar cómo las casas que son abandonadas son completamente desmanteladas por los delincuentes.

TE RECOMENDAMOS: Ayuntamiento de León no puede actuar contra paracaidistas

"No es nada agradable vivir en esta situación, estas casas abandonadas pues están solas, ni las rentan ni nada y los delincuentes se aprovechan de estas situaciones para meterse y hacer de las suyas y mucha gente no quiere las casas por lo mismo también", explicó la señora Amalia Bravo, vecina de la colonia La Noria.

MILENIO constató que los delincuentes, se aprovechan para desmantelar en su totalidad las casas abandonadas y quitar todo a su paso, como puertas, cerraduras, medidores, ventanas, lavabos, fregaderos, así como el cableado para extraer el cobre y venderlo en las chatarrerías.

Ante estas situaciones los vecinos son los mayores afectados, pues comentan que las pandillas hacen uso de los inmuebles para poder drogarse dentro de ellos y en algunos casos realizar actos de prostitución, por lo cual hacen un llamado a las autoridades competentes para tomar acciones en este tipo de situaciones.

De hecho señalaron que su preocupación es tanta, que han armado una especie de programa de 'vecinos vigilantes', para alertar sobre estas situaciones a las autoridades cuando las pandillas o los maleantes asechan las viviendas abandonadas.