Sin control, 14 basureros en Guanajuato, dice el IEE

En Guanajuato existen solo 12 rellenos sanitarios, 18 sitios controlados y 14 no controlados, que son considerados tiraderos municipales, estos últimos reciben 846 toneladas de basura al día.

Guanajuato, Gto.

El director de Impacto Ambiental y Manejo Integral de Residuos (DIAMIR), Daniel Rodríguez Betancourt, informó que en la entidad hay 14 sitios de disposición final de residuos urbanos, no controlados, que reciben 846 toneladas de basura al día.

En entrevista en el Instituto de Estatal de Ecología (IEE), indicó que según la clasificación por infraestructura existen solo 12 rellenos sanitarios, 18 sitios controlados y 14 que operan sin el control adecuado, que son considerados tiraderos municipales.

De ellos, los municipios de Irapuato, San Luis de la Paz, Doctor Mora y Purísima del Rincón, están con problemas de saturación de basura y a punto del colapso. Los municipios de Abasolo y Pueblo Nuevo tienen acuerdos con Huanímaro, para depositar sus desechos en su relleno, que opera de manera regional.

Solo "el 82 por ciento de los residuos que se generan en el estado, están dispuestos en sitios con infraestructura adecuada; es decir tienen control de acceso, tienen equipo para compactación, manejo de lixiviados, control de biogás, entre otros requisitos".

TE RECOMENDAMOS: A punto de colapsar, cuatro basureros municipales: IEE

Este porcentaje significa que en esos sitios reciben 4 mil 600 toneladas que se generan diariamente en la entidad.

Los sitios de disposición final de residuos urbanos requieren de una infraestructura adecuada, independientemente de que se hayan concebido con un proyecto para establecer un relleno sanitario o que hayan nacido de una necesidad de los municipios de contar con un tiradero para depositar la basura, explicó.

"Nosotros nos enfocamos principalmente en atender las necesidades tanto de capacidades técnicas, como de realizar el análisis técnico económico, para que los sitios de disposición puedan aumentar su vida útil o cuando menos operen, observando la norma 083", indicó.

Señaló que ellos como institución tratan de elevar los tiraderos al rango de sitios controlados y posteriormente buscar la alternativa de cumplir con la normatividad, "desde el punto de vista operativo ayudamos a los municipios a fortalecer sus capacidades técnicas a través de cursos de capacitación teórico prácticos".

En esos cursos se ven desde el diseño de los sistemas de aseo público hasta la operación de los sitios de disposición final.

"Nos sentamos con ellos a arrastrar el lápiz para ver sus costos, capacidades técnicas, número de personal, la maquinaria, la infraestructura y posteriormente ir a los sitios de confinamiento de la basura, ir a la ruta del camión recolector, ver las necesidades de la población y acercarnos al sitio de disposición para indicarle a los encargados, cómo hacer una correcta operación, para que nos ayuden a disminuir los problemas ambientales, tener un sitio de disposición controlado y aumentar, en su caso, la vida útil de esos sitios", indicó.