Son 12 personas las que han renunciado a la empresa THK

12 personas han renunciado a la empresa de origen japonés THK, diez de ellos decidieron abandonar la empresa la semana pasada por las condiciones laborales bajo las que trabajaban. 
Los empleados han denunciado inclusive casos de maltrato.
Los empleados han denunciado inclusive casos de maltrato. (Foto Archivo )

León, Gto

Hasta el día de ayer, fuentes allegadas confirmaron a MILENIO que 12 personas habían ya renunciado a la empresa de origen japonés, THK.

Diez de ellos decidieron abandonar la empresa la semana pasada derivado de las condiciones laborales bajo las cuales se encontraban trabajando y dos más tan solo el día de ayer ante la falta de pago de sus utilidades, las cuales han reclamado a sus directivos.     

La empresa en la que laboran 250 trabajadores, se dedica a la manufactura de sistemas de dirección, suspensión, componentes de motor y transmisión, frenos, así como productos de plástico de alta precisión para vehículos, e inició sus operaciones en el 2013. 

El lunes pasado MILENIO dio a conocer dos testimonios de ex trabajadoras de la empresa, Blanca Rodríguez y Josefina Yescas.

TE RECOMENDAMOS: En cinco meses van 7 mil 815 quejas por incumplimientos 

El 3 de mayo de este año Blanca Rodríguez fue despedida de la empresa “THK Rhythm Mexicana”, lugar en el que por más de un año y tres meses sufrió hostigamiento y acoso laboral, motivo por el cual y a raíz de su despido ha tenido que cambiar de domicilio hasta tres veces por temor a represalias en su contra y su propia familia.

Luego de que Josefina Yescas denunciara las deplorables condiciones laborales bajo las cuales se encontraran los más de 250 trabajadores de la empresa, fue despedida por Hideki Marutani, sin embargo, relató a MILENIO que en una ocasión, tras aplicar pruebas de antidoping a  empleados en las que varios de ellos resultaron positivos, Hideki Marutani la obligó a pedir disculpas a sus compañeros ante las pruebas que había realizado.

Ambos casos ya son analizados por las instancias correspondientes, sin embargo, las ex trabajadoras han relatado que así como ellas, más personas han sido víctimas de maltrato, pero que por temor no se atreven alzar la voz.