SAE subastará helicópteros de tres gobiernos estatales

Los helicópteros que serán subastados, juntos alcanzan un precio de 72 millones de pesos; de Guanajuato se subastarán 22 inmuebles, siete de ellos están en el municipio de León 

León, Gto

Tres helicópteros que fueron propiedad de gobiernos estatales serán subastados por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, con un precio de salida que en suma supera los 72 millones de pesos.

Las aeronaves fueron propiedad de los gobiernos de Nuevo León, Hidalgo y Colima; dos de ellos ya estaban disponibles con anterioridad y uno se incorpora este año a la Cuarta Subasta Presencial Regional de Bienes Muebles a realizarse el próximo 27 de abril en León.

Esta modalidad de subastar helicópteros que ya no planean ocupar las administraciones estatales representa innovación para el SAE, pues la incorporación de las aeronaves a las subastas es reciente, según explicó Javier Dorantes Plascencia, director corporativo de comercialización y mercadotecnia del SAE.

TE RECOMENDAMOS: USUI abre una segunda planta en Puerto Interior 

El precio de salida más elevado de las aeronaves corresponde al Bell 412EP modelo 2000, que funcionó para el Gobierno de Nuevo León y está valuado en los 60 millones 528 mil 800 pesos para iniciar la subasta.  El helicóptero Agusta 109-K2 modelo 1994 fue propiedad del Gobierno de Hidalgo; tiene un precio de inicio de 10 millones 950 mil 400 pesos. Y el helicóptero que pertenecía a Colima, es marca Robinson R44 Raven II modelo 2011 y tiene un precio de salida de 647 mil pesos.

Entre los bienes inmuebles a subastar originarios de Guanajuato se encuentran 22 propiedades diferentes, siete de las cuales se localizan en León. Se trata de una nave industrial ubicada en la colonia San José de Cementos, con un precio de salida de 22 millones 425 mil 250 pesos. La problemática jurídica que marca el sitio web de subastas del SAE es que el terreno se encuentra sin posesión y con escrituras.

Las entidades transferentes de estos bienes para su subasta son principalmente el Fideicomiso de Recuperación de Cartera (FIDERCA) y la Tesorería de la Federación (TESOFE). Javier Dorantes Plascencia explicó que solo el dos por ciento del total de los bienes que se subastan son transferidos desde la Procuraduría General de la República (PGR).