Critican PRI y PRD acto de consagración

Cuestionan a Miguel Márquez.
Rigoberto Paredes Villagómez. Foto: Archivo
Rigoberto Paredes Villagómez. Foto: Archivo

Guanajuato, Gto.

El coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del estado, Rigoberto Paredes Villagómez, señaló que el acto de consagración que hizo el gobernador Miguel Márquez Márquez, ante un importante número de católicos, no fue un resbalón sino que se hizo con toda intención.

La motivación del mandatario seguramente fue la de atraer más adeptos, "porque al final del día él se va a sentir como una víctima de esto (la crítica) ante los católicos, no ante los demás grupos religiosos", añadió.

Fue desatinado porque se está violentando parte de la Constitución, porque el Estado, debe ser totalmente laico y en esto "no digo que se haya resbalado, simplemente digo (que fue) con toda intención".

TE RECOMENDAMOS: AMLO "irresponsable" por defender a delincuentes: PRI

Seguramente lo hizo emocionado ante más de 2 mil católicos, pero se tiene que ser respetuosos de las otras creencias que hay en el estado.

Por su parte, el dirigente estatal del PRD, Baltasar Zamudio Cortés, señaló que el mandatario estatal debe de hacer "un reconocimiento público y ofrecer una disculpa pública por el tema como mínimo elemental, porque no es una circunstancia aislada, desafortunadamente es un acto que se ha reiterado en los últimos años en la clase política en lo general y me parece que debería quedar claro el principio de laicidad y la separación clara de la Iglesia y el Estado", dijo Zamudio Cortés.

Cada quien tiene la libertad de ejercer cualquier práctica religiosa, pero debe separarse con toda claridad el ejercicio gubernamental de cualquier actividad o preferencia religiosa y una cuestión elemental debiera ser una disculpa pública, añadió.

Expuso que hay dos principios que son fundamentales para una convivencia social dentro de un régimen democrático; una la libertad de creencias, la posibilidad de que cualquiera pueda pensar y profesar cualquier religión y que al mismo tiempo se encuentra la laicidad del estado.

Es una transgresión al sistema democrático que nos hemos dado como país y que se encuentra consagrada en la Constitución política federal.