La Angostura no tiene los servicios básicos

La visa en la comunidad llamada La Angostura, lejos de la ciudad, no es fácil, relató Ana Karen, una joven de 18 años de edad, habitante del lugar. 
Ana Karen afirma que no le gustaría vivir en León.
Ana Karen afirma que no le gustaría vivir en León. (Foto Karla Hernández)

León, Gto

Entre los municipios de Silao y San Felipe, se encuentra una comunidad llamada La angostura, tierra donde habitan un aproximado de 100 personas que habitan en menos de 20 viviendas, y esta pertenece  a León, de esta ciudad hasta La angostura, se hace una hora aproximadamente.

Aquí es donde vive la joven Ana Karen de 18 años, juntos a sus padres y sus dos hermanos menores. Ella nos relató que la vida aquí, lejos de la ciudad, no es fácil.

“Es muy incómodo vivir en una comunidad así porque hay muchos accidentes, es difícil salir a otros lugares para conseguir lo que uno necesita”, dijo con sinceridad la joven estudiante de preparatoria.

Aquí no hay servicios, el transporte pasa cada media hora para llevarles a León o a Silao, no hay señal de celular, y mucho menos doctor al que acudir de suceder una emergencia. Pero así es como están acostumbrados a vivir los habitantes de la pequeña comunidad.

“Para ir al hospital cuando pasa algo tenemos que salir y a veces no tenemos los recursos para ir”, dijo la joven.

TE RECOMENDAMOS: Impulsan uso de tarjetas en los Pueblos Mágicos 

Ella, al igual que sus progenitores, nació aquí. Fue su padre, quien trabaja como albañil, quien levantó este edificio para que su tres hijos de 4, 15 y 18 años tuvieran un patrimonio,  esta familia, no conoce otra vida que no sea la de vivir a la orilla de la carretera arrullados por el ruido de los autos que pasan a gran velocidad y por el silencio que se hace cuando no hay vehículo en marcha. Por lo que Ana Karen dice, no le gustaría vivir en la ruidosa ciudad, donde la contaminación ambiental abunda y la inseguridad está a la orden del día.

“Es más incómodo porque pues no estás seguro ahí (en la ciudad) porque si te roban o lo que sea, y aquí pues, casi no se ve eso”, comentó.

Aunque aquí también hay peligros, pues la joven acude a la escuela a la comunidad de Vaquerías, ubicada cruzando la carretera. Su transporte es una moto, misma que ya la ha puesto en peligro.

“De hecho yo tuve un accidente, íbamos y se nos atravesó un perro, me caí y se me rompió la rodilla, ya hace como un año”, relató Ana Karen.

Así es la vida aquí, en La angostura, una de muchas comunidades que se encuentran lejos de todo servicio básico.