Libera juez federal a banda de 'guachicoleros'

Los inculpados, entre ellos empleados de Pemex, portaban armas prohibidas. El juez argumentó "violaciones al debido proceso" por parte de autoridades
En la camioneta fueron encontrados uniformes de Pemex. (Cortesía)
En la camioneta de los detenidos fueron encontrados uniformes del Ejército, armas y un localizador de ductos. (Cortesía)

León

Dos días bastaron para que un juez de control con sede en Guanajuato capital dejara en libertad a cuatro presuntos integrantes de una banda dedicada al robo de combustible, dos de ellos trabajadores de Pemex, quienes fueron capturados por elementos de la Policía Federal el 6 de abril en la carretera León – Silao.

De acuerdo a información a la que MILENIO tuvo acceso, el juez consideró que existieron violaciones al debido proceso por lo que ni siquiera fueron vinculados pese a los elementos de prueba presentados por las autoridades que los consignaron a la autoridad juzgadora en este caso la Policía Federal que realizó la detención y la delegación de la Procuraduría General de la República, bajo quienes quedaron a disposición.

Algunas de las pruebas que fueron presentadas para comprobar la responsabilidad de los detenidos por el delito de robo de hidrocarburos fueron armas, uniformes del Ejército y un sofisticado localizador de ductos de combustible, además un vehículo en el que se desplazaban los señalados.

Las personas que quedaron en libertad fueron identificados como Everardo Armenta Vázquez, de 34 años, conductor de la camioneta; Luis Ramírez Sepúlveda de 49 años, trabajador en activo de Pemex; Felipe de Jesús Uribe González, de 60, jubilado de Pemex, y Armando César Gutiérrez Villegas, de 37 años, quienes refirieron ser originarios del municipio de Salamanca.

TE RECOMENDAMOS: PF detiene a cuatro hombres que portaban droga y armas

La detención de la presunta banda de ladrones de hidrocarburo se dio cuando agentes federales detectaron a sospechosos en una camioneta tipo Cherokee en la citada carretera a la altura del entronque a Comanjilla, pues les pareció sospechoso que un hombre vestido con un uniforme de la Secretaría de Marina estuviera en un vehículo civil.

Al hacer una revisión en el vehículo los oficiales ubicaron armas de fuego, dos uniformes completos del Ejército, una manguera para la extracción de combustible, llaves mecánicas y un escáner para detectar ductos.

Se sabe que este no es el primer caso y que es frecuente la práctica de no dictar prisión preventiva a personas detenidas con posesión de armas de fuego pese a que en muchos casos corresponden a armas que se catalogan de uso exclusivo del Ejército y las Fuerzas Armadas, pues no se toma en cuenta detenciones anteriores ni la peligrosidad del señalado

En reiteradas ocasiones el ejecutivo estatal ha manifestado la necesidad de que sea causal de prisión preventiva la portación ilegal de un arma, por la peligrosidad que representa, un ejemplo es el alza en homicidios dolosos además de los delitos cometidos con violencia en especial el robo en sus distintas modalidades, principalmente vehículo y negocio.

Los detenidos presuntamente formaban parte de una banda dedicada a la extracción y transporte ilegal de hidrocarburo, aparentemente el trabajador y el jubilado de Pemex por tener conocimientos técnicos, utilizaban el equipo de la paraestatal para ubicar los ductos, proceder a realizar las tomas clandestinas, en tanto los uniformes y las armas los usaban para su protección.