Franeleros se apoderan de las calles de León

El salario promedio de estos trabajadores es de 500 o 600 pesos por día y dependiendo de los coches que atiendan. 

León, Gto

Los 'franeleros' o 'viene-viene’ se han apoderado de las calles de León, los cuales ya no se conforman con unas cuantas monedas por ‘echar aguas’ al acomodar el auto o cuidar los que se estacionan en la calles, ahora ya exigen una cuota al conductor si llegan a 'su territorio'.

Desde los 30 pesos como mínimo y llegando hasta los 70 pesos, son las cuotas que exigen a los conductores al bajar del auto o al retirarse, sobre todo en lugares concurridos del centro de la ciudad y zonas de bares y restaurantes en distintos puntos de la ciudad de León, como la zona de la Madero y Paseo del Moral.

Ellos aseguran que por noche solo ganan de 300 a 400 pesos, sin embargo, en promedio se estima que llegan a ganar 500 o 600 pesos, dependiendo de la cantidad de autos que cuidan, que en promedio son 12.

"Cuando llega un coche que es de mi zona, yo le ayudo a estacionarse y cuando se van les digo, -joven, nada más que ahí cuando se vaya le encargo unos 50 pesos de cuota-, dependiendo de cómo vea a las personas, si es un chavo muy 'acá' pues si les cobras sus 50 o 60, pero si es alguien más 'raza' con unos 30 está bien", explicó El Moreno, quien se dedica a este oficio en el centro de la ciudad desde hace dos años.

En un recorrido, MILENIO contó que tan solo las calles Francisco I. Madero, Pedro Moreno y 5 de Febrero, en el centro de la ciudad, son invadidas por 30 franeleros, sobre todo en las tardes y noches de los días jueves, viernes, sábado y domingo.

La mayoría de estas personas operan hasta con casacas color naranja y amarillo para distinguirse del resto, sin importar la presencia elementos de tránsito o de otras autoridades municipales.

Los 'franeleros' aseguran que pasan hasta ocho horas en las calles, pues los fines de semana, que son los días que más trabajan, comienzan a llegar a su zona desde las 7:00 pm y se van hasta las 3:00 am, cuando terminan su labor.

"Todos tienen su forma de trabajar, yo por ejemplo no exijo cuota, pero la verdad es que hay compañeros que sí lo hacen, tan solo en una noche se andan llevando sus 500 pesos, dependiendo de los coches que agarren, pero por lo regular si son unos 400 o 500 pesos en unas ocho horas que estamos aquí en la calle", explicó El Pelón, quien se apoderó de un tramo de la Pedro Moreno y se distingue por su casa.

MILENIO confirmó que los ‘viene viene’ que operan en la zona Centro por la noche ya están organizados, están divididos y tienen asignadas ciertas zonas para estar 'cazando' a los autos que lleguen.

Se encuentran distribuidos de manera estratégica, la calle que tiene mayor número de presencia de franeleros es en la calle de Pedro Moreno, en donde se encuentran al menos 15, distribuidos a lo largo de toda la calle, ocho más en la calle Francisco I Madero y siete restantes en la calle 5 de febrero.

“A veces algunas personas si se enojan cuando les pedimos la propina, pero pues somos un mal necesario, en otros lugares de estacionamiento les andan cobrando hasta los 100 pesos y nosotros aquí cuidamos los carros que no les pasen nada por menos dinero”, explicó “El Moreno”.

También se apoderan de la zona dorada

El mismo fenómeno se duplica en otras zonas de la ciudad como Jardines del Moral, principalmente por la noche; durante el día, los franeleros son menos.

En la calle de Paseo del Moral en la zona dorada de León se encuentran menor cantidad de 'franeleros', aproximadamente 10, en esta zona las cuotas que se exigen son de hasta 70 pesos por lugares que son públicos.

La mayoría de los bares, restaurantes y establecimientos que se encuentran en la zona de Jardines del Moral cuentan con valet parking, sin embargo, también se pueden encontrar ‘franeleros’ en calles aledañas a los establecimientos o incluso en estacionamientos de bancos, etcétera.

Los conductores de esta zona reprueban la idea de que los 'viene-viene' quieran exigir una cuota, 'se entiende que quieran ganar una monedas por cuidar el carro y ayudarte a estacionar, ahí no digo nada, y si se les puede ayudar con una propina está bien, pero no me parece cuando ya te quieren exigir una cuota, hubo una ocasión en la que me quisieron cobrar 70 pesos, a lo cual no accedí", señaló Javier López.

Sea de día o de noche, a los 'franeleros' se les puede encontrar en cualquier parte de la ciudad, pero en su mayoría procuran lugares más concurridos, como centros comerciales y supermercados, incluso hasta afuera de hospitales, en la zona piel y otros lugares como en universidades.

Un ejemplo de ello es la Universidad La Salle, en donde los ‘viene-viene’ apartan los lugres de estacionamiento con conos u otros objetos, como contenedores o piedras.

También la zona de San Juan Bosco, los días martes, cuando se coloca el tianguis, los días domingo en La Línea de Fuego y sin dejar atrás, la temporada de feria, en donde los ‘viene-viene’ aprovechan para hacer ‘su agosto’.