Está en tela de juicio el uso de los recursos públicos: Sánchez

Gerardo Sánchez García, señaló que la exoneración del Tribunal Electoral para Diego Sinhué y otros involucrados para promover su imagen, “deja en tela de juicio”, el tema.
El senador Gerardo Sánchez García.
El senador Gerardo Sánchez García. (Carlos Olvera)

Guanajuato, Gto.

El senador de la República Gerardo Sánchez García, señaló que la exoneración  del Tribunal Electoral para el ex secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo y otros involucrados en el presunto desvío de recursos para promover su imagen, “deja en tela de juicio”, el tema.

El fin de semana el Tribunal Electoral del Estado (TEE), además de exonerar al ex funcionario, quien aspira a ser candidato a la gubernatura por el PAN, también dejó sin efecto las acusaciones en contra del  gobernador Miguel Márquez, el ex funcionario en el gobierno de León, Daniel Campos Lango y Jaime Armando Martínez, ex empleado en la Sedeshu.

“Es un asunto controvertido, en el cual está en tela de juicio el uso de recursos públicos, para promocionar a determinada persona, (ya) que precisamente esto originó la separación de su cargo”.

En consecuencia “los partidos políticos tendrán la oportunidad de darle viabilidad a lo que interpreten ellos a su juicio para tratar de aclarar el asunto”, señaló en referencia a los pronunciamientos de que el PRI, Morena y el PVEM, acudirían a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con sede en Monterrey.

En entrevista en la capital, también habló del método de selección del candidato a gobernador que eligió el Consejo Político Estatal mismo que sería por convención de delegados, aunque precisó “que falta que se defina la convocatoria correspondiente, que es una atribución que tiene  el Comité Ejecutivo Nacional”.

Reconoció que es allá, donde están llevando las pláticas “a efecto de que independientemente de la modalidad sea un proceso democrático, en el que participen los militantes y los simpatizantes y los ciudadanos”.

“Es decir, que todos aquellos rasgos que pudieran interpretarse como un síntoma de dedazo se erradique y donde no haya dados cargados  para nadie, sino que sea un proceso democrático el que tenga que decidir la elección del candidato a gobernador”.