Galardona CICEG a Joaquín Espinoza Camarena con el premio San Crispín de Oro

Reconocen historia de esfuerzo y dedicación al calzado.

León

Armar cajas de zapatos fue su primer contacto con la industria, cuando apenas tenía 5 años de edad. Varias décadas después fue representante de los empresarios zapateros de la entidad y mañana será galardonado con el San Crispín de Oro que otorga la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato por su trayectoria dentro de la industria.

"En 1955 mi papá fundó su empresa que se llama Calzado Juguetón y en ella todos los miembros de la familia colaboramos. Yo estaba pequeñito y me tocaba hacer algunas funciones, como armar cajas para los zapatos", recordó don Joaquín Espinoza Camarena.

TE RECOMENDAMOS: Presentan estudio sobre el calzado en CICEG

A los 26 años, en 1974, fue nombrado por su padre, director general de Calzado Juguetón, cuando la empresa ya se había trasladado al municipio de San Francisco del Rincón, por motivos de espacio y expansión de la empresa.

Eso fue un enorme reto para el señor Joaquín, pues tuvo que aprender a administrar recursos y personal, además de tomar decisiones importantes sobre el rumbo de la empresa.

"En esos tiempos eran pocas las fábricas que podían llegar a tener mil 500 empleados, como en algún momento lo tuvimos con diferentes empresas que fueron surgiendo. Tiempo después, la familia se separó, cada quién se quedó con una empresa y yo me quedé con Tenis Maratón, con 250 empleados", dijo

A los 39 años fue nombrado presidente de la CICEG, con lo que los retos continuaron ahora al frente de todo el gremio de zapateros del estado. Fue una época en la que le tocó trabajar para impulsar la exportación del calzado guanajuatense y colocarlo en otros países.

"Trabajamos mucho con grupos de fabricantes para incursionar en Estados Unidos y otros países. También una de las cosas que logramos fue traer la proveeduría internacional a México para ser más competitivos y tener mejor calidad de nuestros productos", expresó Joaquín Espinoza.

Otro de los logros que recuerda fue la construcción del actual edificio de la CICEG en León, Guanajuato, donde ha continuado el desarrollo y el impulso de la industria del calzado.