Regresa Julio García y se va Rubí del Ayuntamiento

El perredista regresa como regidor.
Rubí Suárez Araujo. Foto: Archivo
Rubí Suárez Araujo. Foto: Archivo

Guanajuato, Gto.

El presidente de la Junta y Coordinación Política del Congreso del estado, Éctor Jaime Ramírez Barba, afirmó que el regidor del PRD en el ayuntamiento de Guanajuato, Julio César García Sánchez, quien hace meses fue desaforado para que se le juzgara por una denuncia penal por un pleito de pareja, puede regresar al cargo.

Su lugar fue ocupado por el regidor suplente José Luis Suárez Araujo, mejor conocido como Rubí, por su definición como transgénero, sin embargo las reformas a la ley que desaparecen el fuero constitucional, benefician a García Sánchez y siendo un delito no grave, puede continuar en el cargo mientras el proceso sigue.

TE RECOMENDAMOS: PAN y PRD piden a Peña voto del PRI para Mando Mixto

"El Constituyente Permanente en Guanajuato aprobó las reformas a la ley y si a alguien benefician para atrás las puede utilizar, entonces pareciera que no le están asesorando bien al alcalde (Édgar Castro Cerrillo), como para decirle que este Poder ya dio la respuesta por escrito a Julio César de que ya no tienen facultades, para volver a reinstalarlo", respondió a las declaraciones del presidente.

Por su parte, el presidente del Congreso, Alejandro Navarro Saldaña, también le aclaró al presidente municipal que es el ayuntamiento quien tiene que recibirlo porque "tampoco es un tema que se tenga que votar en el ayuntamiento porque la ley no se vota en los ayuntamientos".

Julio César García Sánchez, regidor del PRD, fue denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, hace meses por su ex pareja por el delito de lesiones, y ante el Ayuntamiento de Guanajuato, para que se le impusiera una sanción.

El Congreso, instituido en Jurado de Procedencia, le quitó el fuero para que pudiera ser juzgado como cualquier ciudadano, sin embargo, el juez del Poder Judicial se declaró incompetente para juzgarlo. Mientras tanto algunas organizaciones no gubernamentales se quejaron de la falta de una postura definida por parte del Ayuntamiento de la capital en torno al tema.

Ahora, con las reformas constitucionales para retirar el fuero de los funcionarios públicos, se estableció que solo tendrán que separarse del cargo en delitos graves, como homicidios, en los que tendrían que ser vinculados a proceso y llevar sus procesos tras las rejas.

El regidor del PRI, Gabino Carbajo Zúñiga, afirmó que en un esquema técnico jurídico, el regidor, no solo tiene que regresar al cargo, sino que se haría acreedor a sanciones de no hacerlo.