Mujeres sufren constantes amenazas de desigualdad

Estudio revela que Guanajuato se distingue por ser el lugar donde ellas sufren la mayor violencia en su contra.
Diputada Guadalupe Torres.
Diputada Guadalupe Torres. (Especial)

Guanajuato, Gto.

Las mujeres guanajuatenses enfrentan una constante amenaza de violencia en la familia, además de padecer desigualdad y pobreza, según un estudio realizado por el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social, CEIDAS.

La capital del estado, por ejemplo, se distingue no solamente por someter a la mujer a una desigualdad educativa frente al hombre, sino que además, es el lugar donde ellas sufren la mayor violencia en su contra.

Viven bajo una atmósfera que las ha matado poco a poco.

La diputada perredista, Guadalupe Torres Rea, adelantó ayer parte del análisis de la organización encabezada por el experto, Saúl Arellano, donde exhibe a los municipios de León, Guanajuato, Celaya, Salamanca e Irapuato, como los sitios donde más se vive la desigualdad.

Estos factores, no sólo han dañado la parte psicológica o emocional de la mujer, sino que además, las han orillado a padecer enfermedades graves como cáncer, tumores, diabetes, hipertensión y enfermedades del corazón.

En la mayoría de los casos, fueron muertes evitables.

De acuerdo con el analista, Guanajuato enfrenta una serie de obstáculos que impiden la plena garantía de sus derechos, a pesar de que existe un ordenamiento jurídico que debería de permitir el acceso a una vida libre de violencia.

Las mujeres no sólo padecen vulnerabilidad democrática, educativa, social y económica, sino que enfrentan serios abandonos y omisiones por parte de las autoridades que deberían de garantizar su protección.

Saúl Arellano Almanza, explica que la dimensión de violencia contra las mujeres en Guanajuato, se construyó con referencias legales, a fin de evitar discusiones de tipo sociológico, filosófico o incluso psicológico.

Se analizó, por ejemplo, el porcentaje de homicidios cometidos en contra de mujeres, respecto a los homicidios ocurridos en el estado. También se consideró el porcentaje de delitos violentos cometidos específicamente contra niñas, adolescentes y adultos.

El experto consideró además la explotación laboral y sexual que se ha detectado, el incumplimiento de obligaciones familiares y de asistencia y de convivencia familiar, así como los matrimonios ilegales, la sustracción de menores, las violaciones y la violencia familiar.

La diputada perredista, Lupita Torres, comentó que este documento no califica ni descalifica la gestión de algún gobierno municipal o estatal, sino que pretende ser útil como documento que brinde una brújula para orientar esfuerzos institucionales.