Menor víctima de buylling se debate entre la vida y la muerte

Hasta el momento la víctima se encuentra grave en una clínica del IMSS luego de presentar lesiones en el hígado, riñón, intestino y brazo.
El menor ya había sido amenazado en ocasiones anteriores por alumnos de tercer grado.
El menor ya había sido amenazado en ocasiones anteriores por alumnos de tercer grado. (Especial)

León, GTO.

Un menor de 12 años de edad, se debate entre la vida y le muerte, en terapia intensiva en una clínica del IMSS, luego de que siete de sus compañeros que le hacían buylling, le propinaran una golpiza en la Secundaria Federal 1, localizada en el barrio de El Coecillo.

La víctima presenta daños que ponen en riesgo su vida en hígado, riñón, intestino y bazo, por lo que la Agencia Especializada en Homicidios del Ministerio Público integra la averiguación previa por el delito de lesiones graves.

Roberto de primer año de secundaria, fue agredido por alumnos de tercer grado de, después de que la víctima se negara a fumar un cigarro que dos de los agresores le ofrecieron.

La madre del menor, llevó a su hijo a que recibiera atención médica, tres días después de que fuera atacado afuera de la secundaria, por lo que, hasta ese momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), el sábado 26 de octubre, inició las investigaciones.

Sin embargo, de acuerdo a la información de la Procuraduría, la Agencia Especializada en Adolescentes sería quien continuaría con la investigación en torno al caso, ya que los acusados son menores de edad.

De acurdo, a la declaración de Laura Elena Pérez Cervantes, madre de la Roberto, comentó que el martes 15 su hijo entró al salón de clases porque se le olvidó su dinero, y en ese momento se metieron dos compañeros que lo invitaron a fumar, sin embargo, el menor se negó y salió del aula, ignorando las amenazas de su agresores.

Laura agregó que el miércoles 16 de octubre, mandó a su hijo a la escuela, pero momentos más tarde el menor regresó a su casa porque no le permitieron el exceso a la secundaria porque no se cortó el cabello.

El jueves 17 de octubre, la madre de la víctima comentó que lo volvió a mandar a la escuela; enseguida, el niño fue amenazado con su compañeros con que lo esperaban en la salida.

Roberto ignoró las amenazas ya que jamás imaginó que sería una realidad, por lo que al salir de la secundaria dos muchachos se le echaron encima y luego cinco más se sumaron al ataque tirándole golpes y patadas en el cuerpo, contó la mujer.

El día de la agresión, la madre recordó que ese día su hijo regresó sin decir nada porque estaba asustado, pero después comenzó a quejarse de un intenso dolor en la espalda y en las piernas; las molestias aumentaron de modo que no podía caminar, por lo que fue trasladado al servicio de urgencias del IMSS el sábado 19 de octubre.

Luego de que fuera internado, Roberto le platicó a su madre que semanas atrás compañeros de tercer grado de su escuela, lo amenazaban con golpearlo y hacerle daño a su familia, por lo que prefirió no comentarle nada a su madre.

Familiares de Roberto dijeron que otro alumno que también padecía violencia en la misma secundaria se dio de baja.

María, abuela de Roberto, declaró al Ministerio Público que su nieto fue golpeado por alumnos de la Secundaria Federal 1, localizada en el barrio de El Coecillo.

La abuela del menor, exige a las autoridades justicia, porque Roberto está muy enfermo, a pesar de que el pasado sábado ya fue trasladado de terapia intensiva a piso, el estado de salud del menor aún es grave.

La señora platico con sus familiares y les pidió que se movieran a donde sea, ya que asegura que alguna autoridad los va a escuchar y hará justicia, porque dijo que aun siendo menores de edad, pueden llegar a matar a alguien, algún niño inocente porque las escuelas no ponen un alto al buylling.

Explicó que visitarán a los medios de comunicación e incluso a la Procuraduría de Derechos Humanos para exponer el caso, porque saben que hay otros más.

En noviembre de 2011, en esa secundaria, un alumno de tercer grado fue herido con una navaja durante el recreo por uno de sus compañeros de segundo año.

El alumno, Cristóbal N., de 13 años de edad, sacó una navaja de entre su ropa e hirió en dos ocasiones a Alfredo N, motivo por el que fue hospitalizado.