Arquidiócesis vio inmadurez política

Cuestiona los abucheos al secretario de Desarrollo Social en el Informe de Botello y considera como un acto de inmadurez que la Alcaldesa hiciera reclamos al gobernador del estado.
Bárbara Botello.
Bárbara Botello. (Archivo)

León, Gto.

La Arquidiócesis de León, calificó como un acto de inmadurez política los reclamos que hizo la alcaldesa de León, Bárbara Botello al gobernador del estado, durante su Primer Informe de Gobierno, así como los abucheos de los que fue ‘presa’ el secretario de Desarrollo Social, Éctor Jaime Ramírez Barba.

“Ambos hechos, no aislados, reflejan una vez más el corto alcance y falta de madurez de la vida política de nuestro municipio”, se puede leer.

Es por ello que la Arquidiócesis de León, hace un llamado a la alcaldesa de León, Bárbara Botello Santibáñez y al gobernador Miguel Márquez Márquez a dejar de lado las rencillas políticas para evitar que León siga siendo “rehén” de sus disputas.

“Desde este medio hacemos un especial llamado a que Gobierno y Municipio busquen los caminos del diálogo y la ayuda recíproca a favor de los leoneses. Nuestro municipio no merece ser rehén de añejas disputas partidistas o de una política basada en descalificaciones”, solicita la Arquidiócesis mediante el Gaudium.

Además de que invita a ambas autoridades, a aprender a trabajar como oposición, pues representa para ambos funcionarios, “una oportunidad magnífica para madurar más en nuestra vida política, pero también se presenta el riesgo de quedar en el fango de la confrontación continua”.

Asimismo, manifiesta que la actual relación entre Botello y Márquez Márquez es preocupante pues entre los dos funcionarios está la ciudadanía, que queda, según el Gaudium como ‘rehén’ de sus decisiones.

“Es preocupante que cueste trabajo vivir una sana transición democrática y que los ciudadanos quedemos como “rehenes” en el continuo “estira y afloja” de los problemas que hay entre los partidos”.

El Gaudium, señala que los abucheos de los que fue ‘presa’, el secretario de Desarrollo Social y Económico, Éctor Jaime Ramírez Barba, fue la culminación de lo que era un Informe de Gobierno, para terminar por parecer un acto de campaña.