Advierten campesinos más bloqueos carreteros

Los productores esperan que el gobernador Miguel Márquez Márquez se reúna con empresarios y abogue un precio estable para el sorgo.
Usabiaga con los Campesinos.
Usabiaga con los Campesinos. (Especial)

León, Guanajuato

Los productores inconformes por el precio de la venta de sorgo, esperarán a la próxima semana que el gobernador Miguel Márquez se reúna con empresarios compradores para que se pueda fijar un precio estable; de lo contrario tomarán acciones.

Este fin de semana e inicio de la próxima, las carreteras de Guanajuato operarán sin problema, luego de los bloqueos registrados.

Ayer se realizó la reunión con los productores inconformes en el tramo de La Piedad-Manuel Doblado, en Santa Ana Pacueco, y que amenazaron que de no tener una respuesta favorable volverán a cerrar las carreteras.

La reunión fue presidida por el secretario de Desarrollo Agroalimentario y Rural, Javier Usabiaga Arroyom, y el encargado de despacho de Sagarpa, Silverio Rojas Villegas, quienes hablaron con organizaciones de productores agrícolas, que piden mejor precio al sorgo en el presente ciclo.

Además de la necesidad de contar con un subsidio del gobierno para mejorar los precios actuales.

Los productores acordaron esperar los resultados de la reunión de Miguel Márquez con empresarios consumidores de sorgo en el Estado, para exhortarlos a que compren a los

guanajuatenses a un precio estable.

“Esperamos que a partir de la reunión del lunes con la gente del mercado, el martes podamos tener una respuesta firme, una certidumbre de precio para los productores que es su mayor angustia, que hoy la tonelada cuesta 3 mil pesos pero mañana puede valer 2 mil 500 y pasado mañana 2 mil 800. Esa es su mayor preocupación”, dijo e l secretario Javier Usabiaga.

Ante los bloqueos carreteros, la primera reunión en la que se llegó a acuerdos fue con los líderes de organizaciones de productores agrícolas como la Central Campesina Cardenista, Cudoc, Unorca, OCEM y UNTA. Otra reunión fue con productores de Pénjamo.

En ambos casos se les explicó a los productores que el Gobierno no fija los precios de la cosecha de granos desde 1985.

Al final, se acordó esperar los resultados de la reunión del Gobernador la siguiente semana.